Empresas

Se ‘derrumba’ 17% venta de vivienda durante primer semestre

Las unidades de interés social son las que cayeron más por la falta de subsidios.

En el primer semestre del año, las desarrolladoras de vivienda que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registraron un caída de 17 por ciento en la venta de unidades frente al mismo periodo del año previo.

Casas ARA, Javer, Cadu y Vinte colocaron en conjunto 17 mil 950 casas y departamentos de enero a junio de 2019, mientras que en los mismos meses de 2018 vendieron 21 mil 622 inmuebles habitacionales.

En sus reportes trimestrales, las empresas detallaron que esto se debió a la menor comercialización de inmuebles de interés social –residencias con valor menor a 400 mil pesos –, por la cancelación del programa de subsidios del gobierno federal, la contracción en el otorgamiento de créditos hipotecarios por parte del Infonavit y Fovissste y la cautela en la compra de vivienda.

Sin embargo, la mayor participación en ventas de unidades de segmentos medio y residencial, así como el aumento en el precio de las viviendas ayudó a que los ingresos de Cadu y Vinte tuvieran alzas, aunque para Javer y Casas ARA, esto no fue suficiente.

Martín Lara, director de análisis fundamental y crediticio de Miranda GR, refirió que las vivienderas han sorteado la desaceleración macroeconómica.

"En cualquier escenario económico las vivienderas tienen campo abierto para continuar su crecimiento porque hay financiamiento, déficit de vivienda, población y clase media creciente y remesas", dijo.

Javer fue la empresa con mayor reducción en venta de casas y 'depas' debido a la falta de subsidio, con una baja de 28 por ciento, ya que sólo movió 7 mil 253 unidades en el primer semestre de 2019 y sólo 211 fueron con subsidio, mientras que en 2018 colocó 10 mil 76, de las cuales 3 mil 439 tuvieron recursos del Gobierno.

La viviendera reportó una reducción de 20 por ciento en sus ingresos, al facturar 3 mil 405 millones de pesos.

"El desfase en unidades vendidas y en los principales indicadores fueron provocados por el efecto de la cancelación del programa de subsidios que repercutió en el nivel de unidades vendidas, tal como lo habíamos previsto a inicios de año", explicó René Martínez, CEO de Javer.

Casas ARA vendió el primer semestre 4 mil 873 viviendas, 14.6 por ciento menos que en 2018. Esto derivado por la caída en 30.8 por ciento en la colocación de vivienda de interés social.

Los ingresos por vivienda en el primer semestre tuvieron una contracción de 6.8 por ciento, al registrar 3 mil 568 millones de pesos.

Germán Ahumada Russek, CEO de Casas ARA, señaló que esperan mayores ingresos en este segundo semestre debido principalmente a los nuevos desarrollos del tipo medio y residencial.

Por su parte, Vinte tuvo resultados mixtos: la caída de 3.8 por ciento en la venta de unidades no afectó sus ingresos, pues estos aumentaron 15.6 por ciento en la primera mitad de 2019, al facturar mil 434 millones de pesos; como resultado de un mayor precio promedio, que incrementó 20.2 por ciento, y un  alza en la venta de vivienda de más de un millón de pesos.

"El aumento en el precio promedio se debe a que cambiamos la mezcla de interés social porque sabíamos que la venta se iba a detener por políticas que venía platicando en presidente.

Vinte se está enfocando en vivienda de más de 45 metros cuadrados y bien ubicada, lo que lleva a sacar más utilidades al fraccionamiento", dijo Sergio Leal, CEO de Vinte.

De enero a junio, Cadu tuvo un aumento de 1.6 por ciento en la venta de casas impulsado por su primer trimestre, pero en el segundo trimestre registró caídas de hasta 7.3 por ciento. Además, registró una alza de 20.4 por ciento en ingresos, al facturar 2 mil 163 millones de pesos en la primera mitad del año.

Pedro Vaca, CEO de Cadu, señaló que la contracción se dio en el segmento de vivienda media y residencial porque la decisión de compra por parte de sus clientes toma más tiempo que en el pasado.

Asimismo, Cadu es la única viviendera que ha mantenido un crecimiento en el segmento de interés social.

Aumento en crédito del Infonavit y no afiliados impulsarán a la industria

El aumento en el monto máximo de crédito a derechohabientes del Infonavit que menos ganan y la creación de una institución financiera para los no afiliados impulsará la colocación de viviendas de interés social.

Martínez señaló que la iniciativa para los no afiliados al Infonavit y Fovissste dará oportunidad para adquirir una vivienda nueva a toda esta demanda que no ha sido atendida en los últimos años y será favorable para la industria de la vivienda.

Gonzalo Méndez Dávalos, presidente nacional de la Canadevi, explicó que México necesitará 10 millones de acciones de vivienda en los próximos 10 años y alrededor del 50 por ciento de éstas corresponden a trabajadores no afiliados.

Respecto a los montos máximos, el Infonavit ahora prestará desde 299 mil a 409 mil pesos a los trabajadores con sueldos de hasta 6 mil 400 pesos.

En este sentido, Javer y Cadu serían las ganadoras, ya que los precios promedios de la vivienda social es son de 273 mil pesos y del tipo medio de 401 mil pesos de Javer y de Cadu los inmuebles de interés social tienen un valor de 400 mil pesos.