Empresas

Riobóo sólo dio información geográfica para estudio del nuevo aeropuerto: Jiménez

El próximo secretario de Comunicaciones y Transportes afirmó que esta información era necesaria para determinar la viabilidad aeronáutica de Santa Lucía.

Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, aseguró que la participación de Grupo Riobóo en el estudio de la firma Navblue, que confirmó la viabilidad de operaciones entre el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y la Base Militar de Santa Lucía, fue sólo como una referencia geográfica.

"Se envió la información geográfica (a Navblue), pero no la información de carácter aeronáutico (...) lo que tiene el documento es una referencia geográfica (de Grupo Riobóo)", dijo en entrevista para Grupo Radio Centro.

Jiménez Espriú afirmó que se utilizó la información del grupo del ingeniero José María Riobóo porque esta empresa la que hizo el planteamiento de construir dos pistas en Santa Lucía.

El miércoles, el próximo titular de la SCT presentó el estudio de la firma Navblue, que calificó como viable la operación simultánea de la base militar junto con el actual aeropuerto.

El documento subrayó, sin embargo, que eran necesarios estudios adicionales sobre la conectividad terrestre para ambos aeropuertos.

Cuando el informe fue hecho público, Milenio señaló que en la página 12 del estudio se puede leer que "los supuestos del proyecto se basan en la documentación proporcionada por Grupo Riobóo S.A., así como en fuentes adicionales".

Jiménez Espriú también declaró que si el resultado de la consulta ciudadana que inicia este jueves y se extenderá hasta el próximo 28 de octubre favorece la opción del aeropuerto en Santa Lucía, se tienen contemplada una serie de obras para conectar esta zona con el AICM.

"Se ampliarían algunas vías de tramos para conectar algunos circuitos y se haría una vía confinada entre el aeropuerto actual y Santa Lucía", explicó.

En el camino confinado se tendría un tren así como corridas de autobuses directos, que recorrerían los 30 kilómetros que separan las terminales entre 20 y 25 minutos.

La consulta sobre el nuevo aeropuerto inició este jueves 25 y concluirá el domingo 28 de octubre. En 538 municipios de México se instalan más de mil mesas de votación para que aproximadamente el 80 por ciento de la población pueda votar.

La encuesta publicada el martes por El Financiero indica que 55 por ciento de los entrevistados prefiere "continuar el actual proyecto en Texcoco", mientras que 37 por ciento se decanta por "cambiar la construcción a Santa Lucía".