Empresas

Un indio de 24 años crea startup de hoteles de 5,000 mdd

Ritesh Agarwal encontró la solución para hallar lugares para hospedarse limpios y asequibles a través de una app de reservas con una gama completa de servicios.

Encontrar hoteles limpios y asequibles en India puede ser una pesadilla para el viajero. Con demasiada frecuencia, lo que luce bien en una página web resulta ser una habitación infestada de cucarachas en un edificio que se cae a pedazos, donde hay que llevar el agua al baño en un balde.

La solución de Ritesh Agarwal es una aplicación de reservas que promete la verdad en sus anuncios y hoteles de marca que no dan sorpresas desagradables.

La cadena que fundó Agarwal en 2013, Oyo Hotels, ya se transformó en la más grande de India, un mercado caótico que mueve 4 mil 500 millones de dólares, según Hotelivate, una empresa de investigación del mercado con sede en Nueva Delhi.

Ahora, Agarwal irá al exterior con su modelo de franquicias, que combina un sitio de reservas con una gama completa de servicios para pequeños hoteleros que quieren mejorar.

Ayer, la empresa anunció que reunirá mil millones dólares de SoftBank Vision Fund, Sequoia Capital y otros inversores para financiar la expansión en varios países, entre ellos China, donde Oyo desembarcó en noviembre.

La semana pasada, la compañía comenzó a atender en Reino Unido y así llegó por primera vez a un mercado desarrollado.

"Para 2023, seremos la cadena de hoteles más grande del mundo", dijo su fundador de 24 años en una entrevista reciente desde un hotel de Oyo en un suburbio de Nueva Delhi. "Queremos transformar activos quebrados y sin marca por todo el mundo en espacios habitacionales de mejor calidad".

200 factores

Oyo da trabajo a miles de empleados en este campo que evalúan propiedades según 200 factores, desde la calidad de los colchones y la ropa de cama hasta la temperatura del agua.

Para que los publiquen en el sitio y reciban un cartel rojo intenso de Oyo para colgar en la calle como un sello de aprobación de buenas prácticas, la mayoría de los hoteleros debe acordar una renovación que normalmente toma un mes. Luego, Oyo se queda con el 25 por ciento de las reservas. Las habitaciones normalmente cuestan entre 25 dólares y 85 dólares.

"Oyo salió con todo a construir una base muy grande de socios hoteleros y transformarse en una marca genuina", declaró Mrigank Gutgutia, analista de RedSeer Management Consulting.

"El modelo de su aplicación funciona bien porque a los viajeros atentos a los precios que buscan según la localización les gusta sentir que tienen muchas opciones".

Agarwal no quiso dar cifras sobre las ventas, pero detalló que el número de transacciones se triplicó los últimos 12 meses, que el 90 por ciento provino de viajeros que ya habían usado la aplicación y que no hubo gastos en publicidad.

Ahora, hay 10 mil hoteles en 160 ciudades indias con más de 125 mil habitaciones publicados en el sitio, señaló Agarwal. Se trata de alrededor del 5 por ciento del inventario de habitaciones de India, según estimativas de RedSeer.

"Más de 150 mil cabezas duermen sobre nuestras almohadas todas las noches", puntualizó Agarwal, un hombre delgado que se tironea de una oreja mientras habla. Los vuelos constantes le dejaron un dolor de oído, efecto involuntario del crecimiento explosivo de su empresa.