Promete la Función Pública acabar con “empresas fantasmas”
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Promete la Función Pública acabar con “empresas fantasmas”

COMPARTIR

···

Promete la Función Pública acabar con “empresas fantasmas”

El órgano encargado de vigilar el ejercicio público del Gobierno Federal busca alinearse con el Poder Legislativo para terminar con las "empresas fantasma".

Víctor Chávez
15/02/2018
Actualización 15/02/2018 - 16:38
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Secretaría de la Función Pública ofreció al Poder Legislativo “poner orden” y acabar con las llamadas “empresa fantasmas” en los servicios de proveedores y contratistas del sector público.

“La persona física o moral que desee ser contratista o proveedor será buscada en su domicilio fiscal, y se verificará que se encuentre al corriente en sus obligaciones fiscales, con el fin de evitar a las empresas fantasma”, aseguró el subsecretario de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas de la SFP, José Gabriel Carreño Camacho.

En reunión con legisladores de la Comisión Especial para dar Seguimiento a los Procesos y Resultados de las Compras del Gobierno Federal, en la Cámara de Diputados, el funcionario detalló que “para salvar las lagunas en el tema de responsabilidades, ésta competerá al Sistema Judicial en el sentido de realizar una adecuada interpretación”.

Dijo que con la finalidad de impulsar un gobierno abierto que permita la rendición de cuentas de la Administración Pública Federal, “el sistema Compranet fue alineado a las políticas gubernamentales de apertura”.

Comentó que las compras públicas “representan 22 por ciento del presupuesto que ejerce la Administración Pública Federal, y las contrataciones el 5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB); es una actividad estratégica porque permite atender, mediante la adquisición de bienes y servicios, la atención del servicio público”.

Resaltó “la conformación de un grupo de trabajo integrado por la sociedad civil (Transparencia Mexicana, México Evalúa), organizaciones empresariales (Coparmex, Concamin, Canacintra), dependencias federales y organismos autónomos (INAI, Comisión Federal de Competencia Económica, Secretaría de la Función Pública y el Instituto Nacional del Emprendedor)”.

Además, “se formaron subgrupos para identificar diferentes puntos, como la publicación de la información, la interacción que se tiene con proveedores, la competencia, facilitar e impulsar que haya mayor competencia entre los proveedores y el desarrollo de las capacidades de los mismos, así como la eficiencia y eficacia de Compranet y el procesamiento de quejas y denuncias”.

“Esperemos que se contribuya con este sistema a dar una mayor transparencia y rendición de cuentas de lo que es la Administración Pública Federal”, añadió.

Respecto a las reformas en las leyes de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, agradeció su aprobación en la Cámara de Diputados, “a pesar de que las mismas continúan en el Senado de la República”.

Enfatizó el compromiso de trabajar en conjunto con la comisión para realizar una eficiente norma en la materia.

Alejandro Luna Ramos, titular de la Unidad de Políticas de Contrataciones Públicas, de la Secretaría de la Función Pública, expuso tres etapas para modernizar Compranet, “a fin de convertirlo en un sistema electrónico transaccional, estandarizado, transparente, confiable, interconectado, coordinado y útil para los usuarios”.

Además, “para que se convierta en un instrumento que aliente la rendición de cuentas y catalizador de la competencia económica, permitiendo el acceso a la información mediante formatos más accesibles para los usuarios, tanto de las dependencias públicas que requieren bienes y servicios, como de las Mipymes que pueden ser proveedoras”.

El objetivo es –dijo- “mejorar la eficiencia y eficacia de la contratación pública, a través de un sistema electrónico que no solo incluya los procedimientos, sino la información de la planeación de las contrataciones con la programación, recursos que se invertirán y la ejecución que prevengan irregularidades y corrupción”.