Ponen 'paños fríos' a euforia por la vacuna experimental contra COVID-19 de Moderna
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ponen 'paños fríos' a euforia por la vacuna experimental contra COVID-19 de Moderna

COMPARTIR

···
menu-trigger

Ponen 'paños fríos' a euforia por la vacuna experimental contra COVID-19 de Moderna

bulletUna publicación del sitio Stat sobre la 'naturaleza temprana' acerca de los datos de la vacuna experimental impulsó un deslizamiento de las acciones de la farmacéutica, que arrastró al mercado en general.

Bloomberg / Drew Armstrong
19/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las acciones de la farmacéutica Moderna cayeron este martes luego de haber tocado un máximo histórico un día antes, mientras los inversionistas digerían los primeros datos de un pequeño ensayo de la vacuna experimental contra COVID-19 -desarrollada por la firma-, y luego de informarse una venta de acciones de 1.3 mil millones de dólares.

Las acciones de la empresa alcanzaron un récord el lunes y ayudaron a aumentar el mercado en general, después de que la compañía con sede en Cambridge, Massachusetts, publicara datos tempranos de un estudio de su vacuna experimental. El estudio fue diseñado para mostrar que la aplicación de la vacuna es segura y fue exitoso en ese frente. También contenía datos de ocho pacientes que mostraban que producía marcadores de una respuesta inmune, una señal esperanzadora de que podría ser eficaz para combatir el virus en pruebas más amplias.

Según los estándares de los estudios médicos, estos datos iniciales y parciales se consideran territorio de especialistas y comerciantes diarios. Pero con 4.9 millones de personas infectadas con el nuevo coronavirus y más de 320 mil muertes en todo el mundo, un rayo de esperanza médica, aunque escasa, ha sido suficiente para cambiar el valor de billones de dólares en los mercados.

Después del aumento del 20 por ciento del lunes a los 80 dólares por acción, la compañía anunció después del cierre de mercados que vendería 17.6 millones de acciones a 76 dólares. Moderna cerró el martes con una pérdida del 10 por ciento a 71.67 dólares por acción. Un deslizamiento gradual de las acciones, que comenzó cuando se abrió el mercado, ganó impulso después de un informe publicado por Stat, sitio web especializado en salud, que destacó la naturaleza temprana de los datos de la vacuna, lo que arrastró al mercado en general.

Stat citó la falta de un comunicado de prensa de los Institutos Nacionales de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, que se asoció con Moderna para este ensayo. La publicación también citó a expertos que dijeron que estaban esperando ver más datos de la compañía antes de llegar a una conclusión.

Un analista de Wall Street planteó la duda central sobre la vacuna experimental, llamada ARNm-1273, mientras elevaba su precio objetivo en la acción de 80 a 112 dólares por acción.

"Todavía no sabemos si el ARNm-1273 es de hecho un protector contra la infección por coronavirus en humanos", dijo George Farmer, de BMO Capital Markets. Traducción: Nadie sabe si la vacuna aún funciona. La compañía tampoco ha dicho cómo planea ganar dinero con la vacuna.

La misma dinámica de cambio de mercado ocurrió unas semanas antes con Gilead Sciences. En abril, la compañía y el mercado en general subieron después de un informe de que el medicamento fabricado por la compañía para tratar el COVID-19 había ayudado a un pequeño grupo de pacientes en Chicago. Una semana después, se desplomaron, afectando en particular al S&P 500, después de otro informe de que el medicamento podría no funcionar.

El medicamento Remdesivir ha sido autorizado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos bajo una autorización de emergencia, mientras se esperan más datos.

La especulación en acciones de compañías que desarrollan terapias contra el COVID-19 se ha vuelto tan desenfrenada que no se necesitan muchas noticias para causar movimientos dramáticos en los precios de las acciones. Aldeyra Therapeutics, una empresa de biotecnología con un valor de mercado de poco más de 100 millones de dólares, aumentó un 19 por ciento en las últimas operaciones del martes después de que la compañía programara una llamada para "proporcionar una actualización de desarrollo COVID-19".

Una vacuna se considera un paso crucial hacia el levantamiento de las medidas de distanciamiento social y la reapertura segura de economías, escuelas y eventos en todo el mundo. La pandemia ha estimulado una carrera mundial por parte de fabricantes de drogas, instituciones académicas y gobiernos para encontrar una vacuna.

En la prueba de fase 1 de la vacuna de Moderna, los investigadores analizaron muestras de sangre de los sujetos de prueba y si la vacuna los ayudó a generar anticuerpos que en teoría podrían combatir una infección. Los científicos encontraron que a dos niveles de dosis más bajos utilizados en el estudio, los niveles de anticuerpos encontrados después de recibir una segunda inyección de refuerzo de la vacuna igualaron o excedieron los niveles de anticuerpos encontrados en pacientes que se habían recuperado del virus.

Sobre 25 personas que recibieron cualquiera de las dos dosis más pequeñas utilizadas en el estudio, los investigadores informaron que los niveles de anticuerpos igualaron o excedieron los niveles de anticuerpos encontrados en pacientes que se habían recuperado del virus.

Un segundo análisis, que evalúa la calidad de esos anticuerpos, solo estaba disponible para ocho de las pacientes porque requirió de más tiempo para realizarlo. Pero en las ocho personas, la vacuna estimuló con éxito el cuerpo para crear anticuerpos capaces de neutralizar el virus en el tubo de ensayo, por lo que ya no puede infectar las células.

Con asistencia de Catherine Larkin*