Plan Nacional de Infraestructura, una buena señal de confianza para IP: De Hoyos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Plan Nacional de Infraestructura, una buena señal de confianza para IP: De Hoyos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Plan Nacional de Infraestructura, una buena señal de confianza para IP: De Hoyos

bulletGustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, indicó en La Silla Roja que las capacidades de inversión del sector privado y de la inversión pequeña están listas.

Redacción
12/01/2020
Actualización 13/01/2020 - 2:11
El Financiero Bloomberg TV
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Plan Nacional de Infraestructura es una buena señal para el sector privado, consideró Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

"Las capacidades de inversión del sector privado, y de la inversión pequeña están listas, pero estamos requiriendo señales claras de confianza. Este Plan Nacional de Infraestructura es una buena señal", indicó en entrevista para La Silla Roja con Leonardo Kourchenko y Víctor Piz.

Detalló que el crecimiento económico de México debe ser un compromiso de todos los sectores.

"Debería ser un compromiso del gobierno y del sector privado hacer del crecimiento una prioridad nacional", abundó.

El Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura del Sector Privado, presentado en noviembre de 2019, prevé inversiones en el país por 859 mil millones de pesos en el país en cinco años.

Los recursos, que saldrán exclusivamente del sector privado, estarán distribuidos en diferentes sectores: turismo, telecomunicaciones, transporte y agua y saneamiento.

El sector energético acapara la tercera mayor cantidad de recursos en el acuerdo, 48 mil 540 millones de pesos. Esto a pesar de que Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia, explicó ese mes que esta industria no estaba considerada en el primer paquete de inversiones.

El acuerdo cuenta con el apoyo de la Asociación de Bancos de México (ABM) para financiar las obras.