Empresas

Pandemia hace que Renault y Nissan se olviden de metas de crecimiento y se enfoquen en reducir costos

La alianza de las empresas, que también incluye a Mitsubishi, busca una forma de 'sobrevivir' al nuevo coronavirus que ha provocado la paralización de actividades en sus fábricas.

Renault y sus socios japoneses Nissan y Mitsubishi revelaron este miércoles un plan para una cooperación más profunda en el desarrollo y la construcción de vehículos a medida que intentan salvar su alianza y evitar un colapso en la demanda de automóviles.

Las medidas ayudarán a generar ahorros de hasta 40 por ciento en inversiones para vehículos desarrollados conjuntamente, explicaron las compañías. Nissan tomará la delantera en la conducción autónoma; Renault, en la carrocería de los autos eléctricos y algunos motores eléctricos, mientras que Mitsubishi trabajará en híbridos enchufables.

Renault, Nissan y Mitsubishi se necesitan más que nunca después de que la pandemia mundial del nuevo coronavirus obligó a los fabricantes de automóviles a cerrar salas de exhibición y fábricas. La industria también enfrenta un cambio generacional hacia los vehículos eléctricos y de conducción autónoma que requerirá una inversión significativa. Después de estar bajo presión el año pasado, la asociación busca un nuevo comienzo, respaldada por nuevas medidas en las compañías para mejorar la rentabilidad.

"El nuevo modelo de cooperación se centra en la eficiencia y la competitividad más que en los volúmenes", remarcó Jean-Dominique Senard, presidente de la junta operativa de la alianza y Renault, en una conferencia de prensa.

Eso marca un cambio del énfasis puesto en el crecimiento durante la era de Carlos Ghosn, quien construyó la alianza y la dirigió durante casi dos décadas antes de su arresto a fines de 2018. En el pasado, la asociación se centró "demasiado en la expansión", criticó Osamu Masuko, presidente de Mitsubishi.

Cualquier plan para una fusión entre Renault y Nissan también está fuera de la mesa, según Senard. "Estamos avanzando dentro del marco actual", dijo. Ghosn había presionado para que la alianza fuera irreversible.

Las acciones de Renault subieron hasta 20 por ciento este miércoles, la mayor cantidad registrada. Tenían un alza de 18 por ciento, a los 22.53 euros, a las 13:37 horas, tiempo de París. Aún así, los títulos siguen estando 47 por ciento por debajo del nivel que tenían a inicios de 2020.

¿Quién se hará cargo de qué y en qué parte del mundo?

Nissan liderará los esfuerzos en China, Norteamérica y Japón, mientras que Renault se centrará en Europa, Rusia, Sudamérica y África del Norte. Mitsubishi continuará sus esfuerzos en el sudeste asiático, donde ya tiene una fuerte presencia.

Al designar a los llamados líderes para los proyectos, los socios abordan uno de los problemas más difíciles que han enfrentado durante las últimas décadas: las luchas internas y las luchas de poder entre los equipos de ingeniería franceses y japoneses. El objetivo es tener cerca de la mitad de los modelos de automóviles en la alianza producidos bajo este nuevo modelo operativo para 2025, dijeron las compañías.

Un ejemplo que proporcionó Senard es Brasil, donde las compañías usan cuatro plataformas de fabricación para producir seis modelos. Según el plan, esto se destilará a una sola plataforma para siete modelos.

En Europa, Renault liderará en vehículos comerciales, los SUV más pequeños y compactos, mientras que Nissan supervisará los SUV más grandes y tomará la delantera mundial en esta área en cinco años.

"Todos los miembros de la alianza tendrán acceso a todas las tecnologías clave", remarcó Renard. Él y otros altos ejecutivos de las tres compañías automotrices describieron el plan durante una conferencia de prensa en línea. En su mayoría, evitaron dar detalles sobre el cierre de plantas específicas, planes que podrían revelar en los próximos días Renault y Nissan por separado.

La alianza se vio sometida a una intensa tensión luego de la partida de Ghosn, ya que las circunstancias en torno a su repentino arresto alimentaron la sospecha mutua y la agitación administrativa. Algunos analistas cuestionan si los esfuerzos para enderezar la asociación son demasiado pequeños y demasiado tarde.

"Después de 21 años, ¿qué han estado haciendo?" apuntó Koji Endo, analista de SBI Securities en Tokio. "Decir que será mejor en 2022 hasta 2024 no es convincente".

Recorte de costos de Renault

Renault se está preparando para presentar el próximo viernes un plan de reducción de costos por un valor de 2 mil millones de euros (2.2 mil millones de dólares) que se aplicará durante tres años y se espera que incluya cierres de sitios en Francia y reducciones de personal.

El fabricante de automóviles está atrapado en una 'vorágine' política esta semana debido a la oposición sindical a cerrar fábricas y conversaciones con el Gobierno, su accionista más poderoso, sobre un préstamo respaldado por el estado de 5 mil millones de euros.

La compañía está considerando cerrar una fábrica de motores y transmisiones en Choisy-le-Roi, Francia, y analiza el futuro de otros cuatro sitios de producción, comentó Franck Daout, portavoz del sindicato CFDT, por teléfono el martes después de reuniones con Senard y el ministro de Finanzas, Bruno Le Maire. Estos incluyen Flins; la fundición de hierro Fonderie de Bretagne; una fábrica en Dieppe, y su sitio en Maubeuge.

Le Maire dijo el martes que Flins no debería cerrarse y que cualquier plan para Maubeuge debe ser examinado de cerca.