Empresas

Organización pide al Senado desechar la propuesta de crear un padrón de usuarios de telefonía móvil

R3D en Defensa de los Derechos Digitales dijo que es ingenuo pensar que el padrón impedirá la comisión de delitos, ya que las redes criminales utilizan múltiples técnicas y mecanismos para evadir el uso de teléfonos asociados a su identidad.

R3D en Defensa de los Derechos Digitales pidió este martes al Senado desechar el dictamen del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, ya que no impedirá las extorsiones vía telefónica.

En un comunicado, R3D afirmó que es ingenuo pensar que el padrón impedirá la comisión de delitos, ya que las redes criminales utilizan múltiples técnicas y mecanismos para evadir el uso de teléfonos asociados a su identidad, tales como la suplantación de números telefónicos, la clonación y duplicación de tarjetas SIM, entre otros.

Cabe recordar que en diciembre pasado fue aprobado el dictamen sobre el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, el cual pretende crear un registro obligatorio de líneas telefónicas asociado a la identidad biométrica, lo que constituye un serio riesgo para la privacidad y seguridad de la ciudadanía.


"El Padrón es una nueva versión del Registro Nacional de Usuarios de Telecomunicaciones (RENAUT), un programa fallido creado en 2008 durante el gobierno del presidente Felipe Calderón y fue eliminado en 2011 debido a que su base de datos fue filtrada y puesta a disposición en el mercado negro. En vez de incidir en la reducción de la delincuencia, los delitos de extorsión y secuestro repuntaron en 40 y 8 por ciento, respectivamente, durante el periodo de vigencia del registro", aseguró R3D.

En este sentido, la organización comentó que hay otras opciones para combatir las extorsiones tales como acceder a la localización geográfica en tiempo real de equipos de comunicación móvil, así como el acceso a datos conservados por los concesionarios de telecomunicaciones respecto de toda línea de telefonía móvil, incluyendo las de prepago.

Para el Senado debería ser prioritario combatir el abuso sistemático y generalizado de las capacidades de investigación que atentan contra la privacidad de personas usuarias de telefonía móvil, en lugar de crear un padrón que otorgue aún más facultades invasivas, afirmó R3D.

Agregó que es preocupante la obligación de recolectar y almacenar datos biométricos como parte del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil. En caso de filtración, los datos biométricos, al constituir rasgos físicos ligados a una persona ─como huella digital, rostro, iris o ADN─ no son posibles de modificar o restituir.

Esto se agrava debido a que el dictamen pretende la construcción de una base de datos biométricos masiva y centralizada, que crea un punto único de falla altamente atractivo a ataques informáticos.