Nissan, Renault y Mitsubishi reafirman alianza comercial después de despido de Ghosn
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nissan, Renault y Mitsubishi reafirman alianza comercial después de despido de Ghosn

COMPARTIR

···

Nissan, Renault y Mitsubishi reafirman alianza comercial después de despido de Ghosn

Los directivos ejecutivos de las fabricantes de automóviles se reunieron en Ámsterdam y en un comunicado expresaron que el pacto 'no necesita a unos cuantos, sino a un equipo'.

Bloomberg / Ania Nussbaum
29/11/2018
Sede de la alianza Nissan-Renault-Mitsubishi en Ámsterdam
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Renault, Nissan y Mitsubishi intentaron tranquilizar a los inversionistas y reafirmarles que su sociedad de fabricación de automóviles es algo seguro. Los ejecutivos se reunieron por primera vez desde el arresto del presidente de la alianza, Carlos Ghosn.

“Por unanimidad y con convicción, las juntas directivas de Renault, Nissan y Mitsubishi han reafirmado su profundo compromiso con la alianza", señalaron este jueves las compañías en un comunicado tras reunirse en Ámsterdam.

El arresto de Ghosn en Japón este mes por acusaciones de irregularidades financieras eliminó a un líder que impuso durante dos décadas una estructura que favorecía a Renault y ocultaba las diferencias con su principal socio, Nissan.

La declaración conjunta estaba destinada a tranquilizar a los inversionistas y asegurarles que su colaboración continuaría, a medida que surgían las discrepancias.

Los presidentes ejecutivos de las tres compañías enviaron una carta similar a sus empleados para mitigar los temores de división entre Francia y Japón, y minimizar el impacto de la partida de Ghosn.

"La alianza no es nacional, sino global, y para cumplir no necesita solo a unos pocos, sino a todo un equipo", consigna la carta firmada por Hirato Saikawa, director ejecutivo de Nissan, Thierry Bollore, director ejecutivo de Renault, y Osamu Masuko, presidente y director ejecutivo de Mitsubishi.

Renault ha estado contento con el statu quo, el cual dominó bajo el liderazgo de Ghosn, que está en la cárcel, y pretende mantenerlo. Este esfuerzo lo ha defendido su mayor accionista, el Estado francés, que aviva la tensión con Japón.

Nissan desea equilibrar el poder en la alianza y afirmar el control japonés sobre una de las compañías más importantes del país, señalaron fuentes cercanas al tema.

Esto provocó temores en el lado francés de que el arresto de Ghosn pudo haberse orquestado casi como un golpe de Estado, acusación que Saikawa rechazó.

Pese a las tensiones, analistas han elogiado la lógica industrial de la colaboración.

“Nissan-Renault trabajó muy duro para crear esta alianza en los últimos 20 años. Es muy difícil que se separen de la noche a la mañana", explicó Takaki Nakanishi, analista de Jefferies en Tokio.

En junio, la alianza aseguró que estaba encaminada a lograr su objetivo de más de 10 mil millones de euros (11 mil 400 millones) en ahorros de costo combinados e ingresos incrementales hasta el 2022, a través de plataformas de fabricación conjunta y esfuerzos conjuntos de investigación y desarrollo.

Las compañías dijeron que esperaban usar motores comunes en el 75 por ciento de los vehículos que producían en ese momento, lo que representa un alza respecto al tercio actual.

Las acciones de Renault subieron 0.7 por ciento en París, mientras que Nissan subió 1.4 por ciento y Mitsubishi hizo lo propio con 0.3 por ciento en Tokio. El anuncio se produjo después del cierre del mercado de valores de Japón.

Estaba previsto que los ejecutivos hablaran de las operaciones de la alianza, tales como movilidad, desarrollo regional, I + D y sus negocios rusos.