Nissan quiere relación 'de igual a igual' con Renault tras despido de Carlos Ghosn como presidente
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nissan quiere relación 'de igual a igual' con Renault tras despido de Carlos Ghosn como presidente

COMPARTIR

···
menu-trigger

Nissan quiere relación 'de igual a igual' con Renault tras despido de Carlos Ghosn como presidente

bulletLa armadora japonesa podría proponer aumentar su participación en su contraparte francesa para tener derecho de voto en su junta directiva.

Bloomberg / Ma Jie y Kae Inoue
23/11/2018
La alianza entre Nissan y Renault inició en 1999
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Nissan buscará que se revise la estructura accionaria de su alianza con Renault, en un intento por buscar una sociedad más equitativa entre las dos automotrices días después de la detención de Carlos Ghoshn, de acuerdo con personas con conocimiento de los plantes.

La revisión abarcaría la emisión de derechos de voto, señalaron las personas, que pidieron no revelar su identidad dado que la información no es pública.

Renault posee 43 por ciento de Nissan, mientras que la empresa japonesa tiene el 15 por ciento de su contraparte francesa, lo que crea un desequilibrio en su relación de dos décadas.

El plan indica que Nissan se está moviendo rápidamente para obtener una posición más fuerte en la alianza, después de que la junta directiva de la empresa votará el jueves por la destitución de Ghosn como presidente.

El ejecutivo franco-brasileño, que dirigió tanto Renault como Nissan durante años y había buscado la fusión entre ambas compañías, fue apartado de su cargo después de su detención en Japón por presuntas irregularidades financieras.

El equilibrio de poder en Nissan ahora se inclina hacia el máximo ejecutivo, Hiroto Saikawa, que aparece como 'motor' de la investigación sobre los presuntos delitos de Ghosn.

La parte francesa, entretanto, parece desconcertada por el veloz desarrollo de los acontecimientos.

Saikawa, que rechazaba la fusión de las compañías, podría tratar de fortalecer la capacidad de negociación de la automotriz japonesa en una sociedad que, según dice, ha favorecido a la parte francesa durante demasiado tiempo.

Además de poseer arriba del 40 por ciento de Nissan, Renault también tiene derecho a emitir votos por las decisiones de la junta directiva, mientras que la automotriz japonesa no tiene derechos de voto.

Esa desigualdad existe desde que se formó la alianza en 1999, pacto al que se sumó Mitsubishi en 2016.

“La junta directiva acordó el jueves en forma unánime que la larga alianza con Renault permanece sin cambios y que la misión es minimizar el posible impacto y la confusión en la colaboración cotidiana entre los socios de la alianza”, señaló un portavoz de Nissan por correo electrónico.

Según el derecho de sociedades japonés, los derechos de voto de Renault podrían ser anulados si Nissan eleva su participación accionaria en la automotriz francesa a más del 25 por ciento, mientras que conforme a las normas francesas, si Renault redujera su participación en Nissan a menos del 40 por ciento, eso ayudaría al fabricante de autos japonés a obtener derechos de voto en la compañía francesa.

En los últimos tiempos la estructura se volvió cada vez más polémica en Japón debido al sólido desempeño financiero de Nissan. Aunque en general ha superado a Renault en ventas y ganancias, la compañía japonesa tiene mucha menos influencia dentro de la alianza.

La detención de Ghosn ha dejado aún más al descubierto los resentimientos que se acumularon conforme las partes japonesa y francesa tenían alternativamente éxitos y fracasos a lo largo de los años. Hace mucho tiempo que Nissan está descontenta con lo que considera un papel francés demasiado grande, y Saikawa hizo referencia a ese desequilibrio en la conferencia de prensa que convocó a última hora del lunes para hablar sobre la detención de Ghosn.