Nissan, 'en aprietos' para elegir a sucesor de Ghosn
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nissan, 'en aprietos' para elegir a sucesor de Ghosn

COMPARTIR

···
menu-trigger

Nissan, 'en aprietos' para elegir a sucesor de Ghosn

bulletTras casi un mes del arresto del líder de la compañía, la automotriz se centró en buscar una estrategia para fortalecer su gobierno corporativo.

Bloomberg /Ichiro Suzuki y Lisa Du
17/12/2018
Actualización 17/12/2018 - 13:16
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La junta directiva de Nissan no logró escoger a un sucesor para el expresidente Carlos Ghosn, dejando al fabricante de automóviles sin un representante al cumplir la quinta semana desde el arresto del titán de la industria automotriz, y enfrentando una escalada de tensiones con su socio Renault.

Los directores se reunieron el lunes para trazar el camino a seguir tras la sorprendente detención de Ghosn y su destitución del cargo de presidente el mes pasado.

En lugar de elegir un sucesor, la junta se centró en establecer un comité para fortalecer el gobierno corporativo del fabricante de automóviles, comentó en una declaración. Otro comité continuará trabajando para nominar a un presidente, detalló Nissan, sin proporcionar un cronograma para la decisión.

La ausencia de un presidente significa que el máximo ejecutivo Hiroto Saikawa es el encargado de guiar a Nissan a lo largo de esta crisis que se profundiza.

Ghosn fue arrestado en Tokio el 19 de noviembre por haber declarado supuestamente ingresos inferiores, y el 10 de diciembre, él y la compañía fueron acusados por los fiscales japoneses por las supuestas irregularidades.

La acusación de la compañía ha ampliado el escrutinio más allá de Ghosn y ha suscitado dudas sobre el gobierno corporativo de Nissan. También ha llamado la atención sobre el liderazgo de Saikawa, hasta el punto de que su puesto podría estar en juego, según analistas y personas familiarizadas con la situación dentro de la empresa.

El arresto también ha intensificado las tensiones entre Nissan y Renault, cuya alianza automovilística, la más grande del mundo, ha sido mantenida por Ghosn durante casi dos décadas.

Mientras que Renault nombró a un sustituto interino tras la detención, Ghosn sigue siendo técnicamente el presidente y máximo ejecutivo del fabricante de automóviles francés mientras busca más información y pruebas sobre las acusaciones.

Nissan ha estado inconforme desde hace mucho tiempo con lo que considera un papel francés desproporcionado en la asociación, y está tratando de corregir los desequilibrios percibidos, según han dicho personas familiarizadas con el tema.

En una señal de una división cada vez más profunda entre los socios, Renault está presionando a Nissan para que convoque una asamblea de accionistas tan pronto como sea posible para discutir la acusación del fabricante de automóviles japonés, el gobierno corporativo y los designados por la compañía francesa en la junta directiva de Nissan, según han dicho personas con conocimiento del asunto.

La empresa anunció este lunes que continuará sus esfuerzos para mantener a sus socios de la alianza plenamente informados.

Nissan, a la que Ghosn ayudó a 'resucitar' asociándola con Renault en una alianza hace casi dos décadas, llevó a cabo una investigación de meses de duración sobre los informes financieros de Ghosn y el supuesto uso indebido de los activos de la compañía.

El exprotegido de Ghosn, Saikawa, ha sido CEO de Nissan desde el año pasado y ha surgido como una fuerza impulsora en la investigación.

El momento de la investigación de la compañía llevó a algunos analistas a decir que el escándalo podría haber sido fabricado para bloquear una fusión que Ghosn estaba defendiendo entre Nissan y Renault. Saikawa ha negado que tal motivo estuviera detrás de la investigación.

Sin embargo, Saikawa y otros ejecutivos japoneses de Nissan se han pronunciado fuertemente en contra de una fusión.

Saikawa, que ha trabajado siempre para Nissan, y que fue ascendido a CEO cuando Ghosn se retiró de ese cargo el año pasado, tiene fama de ser un feroz defensor de los intereses de Nissan en sus relaciones con Renault.

Renault parece haber sido tomado por sorpresa con la detención de Ghosn y las acusaciones que han surgido. Sus ejecutivos desconfían de los motivos de Nissan, y han exigido que el fabricante de automóviles japonés presente pruebas de las acusaciones contra Ghosn, según han dicho personas familiarizadas con el asunto.

Renault y Nissan tienen participaciones cruzadas complicadas, y una relación deficiente entre ambas dificultaría las operaciones.

El fabricante de automóviles francés es el mayor accionista de Nissan y tiene derecho a voto, mientras que la empresa japonesa es el segundo mayor accionista de Renault, sin derecho a voto.

Nissan tiene gran interés en lograr un equilibrio de poder más equitativo, pero sus demandas han sido obstruidas por Renault y el Estado francés.