‘Nace’ hijo agrícola de Dow y Dupont
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

‘Nace’ hijo agrícola de Dow y Dupont

COMPARTIR

···

‘Nace’ hijo agrícola de Dow y Dupont

Corteva Agriscience comenzó a cotizar con un precio de salida de 26.50 dólares por acción y 17 mil títulos en el mercado.

Nallely Ortigoza / Enviado
03/06/2019
Actualización 03/06/2019 - 17:03
Corteva Agriscience, la división agrícola de DowDupont, comenzó a cotizar en el mercado.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Nueva York.- Este lunes, tras un proceso de tres años, Corteva Agriscience, la división agrícola de DowDupont, comenzó a cotizar en el mercado bajo la clave CTVA.

Con un precio de salida de 26.50 dólares por acción y 17 mil títulos en el mercado, la firma de 20 mil empleados a nivel mundial, arrancó sus operaciones de forma independiente en el New York Stock Exchange (NYSE).

Sin embargo, la recepción de los inversionistas no fue positiva y registró una caída de 8.01 por ciento, a 24.81 dólares por título.

En 2015, Dupont se fusionó con Dow, que a su vez era dueño de Pioneer, una empresa especializada en semillas. Con el expertise de ambas, formaron Corteva.

La nueva empresa se especializa en el desarrollo de semillas ‘inteligentes’ y la protección de cosechas a través de herbicidas y métodos de precisión, como drones y aplicaciones tecnológicas para conocer detalles de los cultivos.

“Hoy vamos a poner en marcha algo muy simple, nuestro propósito, que nos compromete directamente con los agricultores y los clientes, queremos hacer las cosas diferentes para la agricultura”, dijo Jim Collins, director ejecutivo de Corteva Agriscience, en una conferencia previa a la colocación en el mercado de DowDupont.

Cada accionista de DowDuPont recibió una acción de Corteva por cada tres acciones ordinarias de DowDuPont, detalló Collins.

Corteva tiene operaciones en 140 países, 150 centros de investigación en el mundo y alrededor de 130 mil patentes.

En 2018, las ventas de la empresa a nivel global fueron de 14 mil millones de dólares.

La sede de la compañía se localiza en Wilmington, Delaware, y tendrá Centros Globales de Negocio en Johnston, Iowa, e Indianapolis, Indiana, además de cinco oficinas regionales en Calgary, Canadá; Johannesburgo, Sudáfrica; Ginebra, Suiza, Singapur; y Alphaville, Brasil.

Ante la decisión del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de prohibir los transgénicos y dejar de importar maíz, Alejandro Muñoz, presidente de Corteva en América Latina, aseguró que la empresa respeta las regulaciones de cada país.

“Nosotros respetamos la decisión de cada país de cómo se hacen las cosas. En el área de productos genéticamente no modificados nosotros tenemos los bancos de germoplasma más grandes del mundo, los cuales nos permiten abastecer a países como México y ser un jugador de extrema importancia”, dijo Muñoz, en una conferencia posterior a la ceremonia en la bolsa de Nueva York.

Cada vez que sea posible, Corteva buscará tratar de presentar a las autoridades mexicanas sus tecnologías, señaló.

“Estamos en un diálogo con el gobierno mexicano, entendemos que es un centro de origen en el que hay que cuidar los productos nativos de México”, aseguró Muñoz.

El directivo reveló que la próxima apuesta para la empresa será llegar a los mercados del sureste del país, como Chiapas, Veracruz y Guerrero.

Sin especificar el sitio, el directivo señaló que México está en el top 10 de países con mayor importancia para Corteva. Brasil es el segundo mercado más relevante a nivel global para la firma.

América Latina representa el 20 por ciento del negocio de la empresa.