Modificaciones en T-MEC inhiben inversión para innovación: Investigación Farmacéutica
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Modificaciones en T-MEC inhiben inversión para innovación: Investigación Farmacéutica

COMPARTIR

···
menu-trigger

Modificaciones en T-MEC inhiben inversión para innovación: Investigación Farmacéutica

bulletLa asociación farmacéutica señala que eliminar la protección de datos clínicos de los medicamentos biotecnológicos, como se plantea en el acuerdo, podría representar una pérdida en inversión.

Héctor Usla Alejandra Rodríguez
12/12/2019
Actualización 13/12/2019 - 4:50
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La eliminación de la protección de exclusividad de la investigación clínica por 10 años que tenían los medicamentos biotecnológicos, como parte de los cambios que se hicieron al Tratado México, Canadá y Estados Unidos (T-MEC), inhibirá la inversión regional de las farmacéuticas, debido a la incertidumbre jurídica que enfrentarán.

Originalmente, el T-MEC había considerado la protección por 10 años en la región de Norteamérica, pero ésta se eliminó con los cambios hechos al acuerdo comercial, a pesar de que éste había sido uno de los mayores temas de debate entre los negociadores comerciales de los tres países, junto con los puntos laborales y automotrices.

“Al eliminar la obligación para proteger por 10 años los datos clínicos de los medicamentos biotecnológicos, se inhiben los incentivos para investigar y desarrollar este tipo de medicamentos innovadores”, afirmó la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF en un posicionamiento enviado a El Financiero.

Con las modificaciones al T-MEC también se puede perder una oportunidad para atraer más inversiones en innovación farmacéutica que beneficiaría a los pacientes mexicanos”, indicó la AMIIF en un comunicado.

Héctor Chagoya, director de patentes y tecnología de BC&B, dijo que la decisión de eliminar la exclusividad tiene tintes claramente políticos que podrían derivar en consecuencias negativas al limitar el acceso de este tipo de medicamentos.

“Los medicamentos biotecnológicos tratan diferentes tipos de cáncer y diversas enfermedades crónicas degenerativas, es un mercado atractivo y grande”, dijo el especialista.

Empresas como Roche, Novartis, Bristol Myers, Bayer y Sanofi son las que más participan en el mercado de patentes en México.

Las principales compañías farmacéuticas argumentan que necesitan exclusividad para comercializar sus medicamentos, a fin de garantizar un retorno rentable de sus inversiones en investigación y desarrollo.

Sin embargo, los fabricantes de medicamentos genéricos agrupados en la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf), como PiSA Farmacéutica, Biofarma, Medix, entre otros, argumentan que la protección de exclusividad sofoca la competencia y aumenta los precios para los pacientes.

“(La eliminación de la exclusividad) es algo que ayuda mucho que es un rebote que nos generan los demócratas, eso le va a ahorrar al gobierno como 17 mil millones de pesos en cinco años”, estimó Juan de Villafranca, presidente de la Amelaf.

Señaló que un biocomparable llega a costar entre 40 y 60 por ciento menos, que el medicamento de patente.

“Estamos a favor de las patentes, pero con equidad, que no se quiera abusar, vemos con beneplácito que el nuevo acuerdo ya no contemple la protección de 10 años en datos clínicos”, agregó Villafranca.

Refirió que, de los 43 integrantes de la Amelaf, hay por lo menos seis que ya producen biocomparables, y que ese número podría incrementarse en el mediano plazo.

La eliminación de la protección a biotecnológicos en el T-MEC implica que cada uno de los tres países regulará a estos productos, de acuerdo con sus leyes nacionales. Actualmente son 12 años de protección en Estados Unidos, ocho en Canadá y cinco en México.

“Lo que tenemos en México es cinco años, desafortunadamente no se ha cumplido, no hay nada en la legislación local, ni reglamento, que establezca cómo dar la protección, entonces en la mayoría de los casos se pide un reconocimiento de protección a través de acciones judiciales”, explicó Alejandro Luna Fandiño, socio del despacho Olivares, especializados en propiedad intelectual.

Actualmente en México, los biotecnológicos se blindan en resoluciones judiciales e interpretación del acuerdo comercial vigente, proceso que les lleva hasta 4 años en conseguir.

“No obstante, también estamos conscientes de que los tratados internacionales no son el único medio para modernizar nuestro régimen de propiedad intelectual. Por ello reiteramos nuestra absoluta disponibilidad para colaborar con los poderes Ejecutivo y Legislativo federal, a fin de crear en la legislación local el clima propicio para desarrollar las opciones terapéuticas innovadoras que necesitan las personas”, agregó la AMIIF en el documento.

La AMIIF, que agrupa a firmas como AstraZeneca, Bayer, GSK, Merck, Novartis, Pfizer, Roche y Sanofi, entre otros, sostuvo que con las modificaciones al T-MEC se puede perder una oportunidad para atraer más inversiones en innovación farmacéutica que beneficiaría a los pacientes mexicanos.

Para la consultora internacional Ansley, esta decisión implicará que México tendrá que diseñar una política pública de salud que permita equilibrar la necesidad de contar con condiciones favorables de acceso a medicamentos, con la necesidad de atraer la presencia de los fármacos biológicos innovadores y de última generación.

“Todo esto para atender el perfil epidemiológico de la población de nuestro país, caracterizado por enfermedades crónico-degenerativas, hipertensión y obesidad”, señaló la consultora.