Empresas

Las siderúrgicas y las cementeras ‘apagan’ hornos por falta de gas

Firmas como AHMSA, Ternium, DeAcero, Cemex, Holcim y Cruz Azul han realizado paros técnicos debido al desabasto del energético.

El desabasto de gas natural en Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua, Querétaro, Coahuila y Sonora, sumado a los apagones eléctricos, afectaron a siderúrgicas, cementeras y concreteras que concentran 24 por ciento del consumo energético industrial en México, muestran datos de la Secretaría de Energía.

Una fuente cercana a las siderúrgicas confirmó que los productores de hierro y acero ubicados en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas –donde operan firmas como AHMSA, Ternium, DeAcero y Tubacero–, detuvieron por completo sus actividades desde el 13 de febrero.

Detalló que, en el caso de las siderúrgicas, algunas operaron al mínimo solo para dar mantenimiento a los equipos, mientras que firmas como AHMSA, ya reactivaron parcialmente algunas plantas cuando CFE estabilizó el servicio eléctrico, sin embargo, la falta de gas natural impidió a los industriales reanudar al 100 por ciento actividades.


"Esto depende completamente de Texas, hasta que ellos no retomen la exportación (de gas natural) no sabremos cuándo podremos reiniciar el sector", contó la fuente.

En el caso de las cementeras y concreteras, el impacto se registró en Nuevo León, Chihuahua, Coahuila y Sonora –donde operan plantas de Grupo Cementos Chihuahua, Cemex, Holcim y Cruz Azul– donde cerca de 500 plantas tuvieron que apagar sus hornos o realizar paros técnicos, informaron fuentes del sector al interior de la Cámara Nacional del Cemento (Canacem).

"Es muy variado el impacto, unas (cementeras) pararon de manera temporal, otras siguen paradas y lo más probable es que otras paren", dijo la fuente a El Financiero.

En total, la Canacem representa a más de 35 plantas instaladas en el país, de las cuales casi la tercera parte se localiza en estados del norte, y otras más en San Luis Potosí, Querétaro, Aguascalientes, Hidalgo, Veracruz y Estado de México, también afectados por el apagón eléctrico.


Grupo Cementos Chihuahua (GCC) detalló que la falta de luz y gas natural afectó la producción en tres de sus plantas en Chihuahua, Samalayuca y Juárez. Aunque al momento no han medido el impacto real en los volúmenes de cemento o sus precios, sí analizan la posibilidad de realizar paro técnico.

"No podemos encender los hornos de cemento por falta de gas, el molino de cemento hasta el jueves a las 11:00 horas nos liberaron de CFE para arrancar a plena carga por lo que no podemos determinar a la fecha el impacto del desabasto, tomará tiempo", respondió GCC.

La industria del concreto, que depende de la producción de cemento, se vio afectada por la falta de electricidad en al menos unas 480 plantas que forman parte de la Asociación Mexicana de la Industria del Concreto Premezclado (AMIC), en la región Centro-Bajío y norte.

Ana Laura Burciaga, presidenta nacional de la AMIC –organización que también forma parte de la Canacem– explicó que, a raíz de los apagones y el desabasto de gas, varias cementeras ajustaron la producción en sus plantas, lo que redujo hasta 50 por ciento el abastecimiento de cemento a las concreteras.

"Las plantas que están afectadas son del centro a todo el norte, tenemos cerca de 800 plantas instaladas en el territorio que entregan más del 75 por ciento del concreto premezclado del país, yo creo que un 60 por ciento de esas 800 plantas se encuentran afectadas", dijo.

A pesar de que las plantas concreteras no requieren de gas natural para su operación, sí dependen de la actividad de las cementeras, por lo que, si la situación no se regulariza en los próximos días, empresas como Cemex, Moctezuma y Cruz Azul perderían hasta una tercera parte de su producción diaria.

"Nos están suministrando en muchos de los casos solamente el 50 por ciento de nuestro requerimiento de cemento diario. Seguramente en esta semana que ha sido de impacto deberemos de estar perdiendo un 30 por ciento de la producción por lo menos diaria", aseveró.

Para las siderúrgicas, los energéticos representan alrededor de 20 por ciento del costo total de sus operaciones, sin embargo, otros sectores también tienen una fuerte dependencia al gas y electricidad.

En el caso de cementeras, la electricidad y el gas representan 23 y 7 por ciento, respectivamente, de sus costos de operación.

En el sector automotriz, 54.2 por ciento de su consumo de energéticos es la electricidad y 35.9 por ciento el gas, por lo que sin estos insumos no pueden operar.

Cabe destacar que, la semana pasada Volkswagen, Mazda, General Motors, KIA, Audi, Honda, Ford, Nissan, BMW, Toyota y el mayor fabricante de vidrio, Vitro, suspendieron temporalmente operaciones en algunas de sus plantas en México.