menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las 4 empresas que arriesgan inversiones de 25 mil mdp en el NAIM

COMPARTIR

···
menu-trigger

Las 4 empresas que arriesgan inversiones de 25 mil mdp en el NAIM

bulletICA, CICSA, Sacyr y Coconal participan en 10 de las obras más relevantes del proyecto con un avance promedio de 45 por ciento.

bulletLos 25 mil 250 millones de pesos de estas cuatro empresas representan el 9 por ciento del total que se estima invertir en el NAIM.

Pamela Ventura
30/08/2018
Construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Apenas el pasado domingo el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, lanzó ‘la primera llamada’ para que los ciudadanos participen en la consulta que definirá el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Actualmente en el NAIM se realizan 21 obras, de las cuales 10 son desarrolladas por cuatro constructoras: ICA, CICSA —de Grupo Carso—, Coconal y Sacyr, que en conjunto reportan un avance promedio físico de 45 por ciento con un monto de inversión ejercido a junio de 25 mil 250 millones de pesos, según datos del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

Este monto representa casi 9 por ciento de los 285 mil millones de pesos que se estima costará toda el proyecto, cuya viabilidad será sometida a consulta ciudadana el 28 de octubre. Entre las obras más importantes que se ejecutan se encuentran: el Edificio Terminal, las Pistas 2 y 3, Losas de Cimentación y la Red de Distribución Eléctrica.

Según el dictamen que presentó López Obrador sobre el NAIM, el presupuesto de su construcción aumentó 68 por ciento respecto al cálculo inicial, al pasar de 169 mil a 285 mil millones de pesos.

Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), explicó hace unos días que ese incremento se debió a la ampliación del proyecto, la depreciación del peso frente al dólar y el aumento del costo de los materiales.

De hecho, el alto costo del proyecto es uno de los argumentos del gobierno electo para definir en una consulta pública la viabilidad de la megaobra en Texcoco o iniciar con el proyecto de Santa Lucía (que considera habilitar dos pistas en ese lugar y mantener la operación del AICM).

“En caso de que se decidiera no continuar con los trabajos como hasta ahora se han venido realizando (en el NAIM), la administración entrante podría disponer de los activos y su destino de la forma que se considere más apropiada”, respondió por escrito el GACM a El Financiero.

Sin embargo, expertos y empresarios coinciden en que sería un despropósito cancelar el NAIM, pues los estudios indican que es el proyecto más viable, además de que hay inversiones irreversibles.

Eduardo Leal Ramírez, presidente nacional de la CMIC, advirtió que, con el 31 por ciento de avance general del proyecto a junio de 2018, sería lamentable que se detuviera, ya que las obras no se pueden aprovechar para algo que no sea el NAIM.

“Los constructores tenemos obra en proceso, todos vamos adelantando materiales, equipo para cumplir con el programa, que sería otro 20 por ciento erogado por las constructoras. Con esto para mí es una inversión irreversible”, indicó Héctor Ovalle, CEO de Coconal.

En total, se estima que una vez que finalice la megaobra —si se decide seguir adelante— Carso, ICA, Coconal y Sacyr habrán invertido cerca del 42 por ciento del total del presupuesto del NAIM, según datos del GACM.

Coconal, de Héctor Ovalle, tiene cuatro obras a su cargo, dos de ellas ya las concluyó: la limpieza y nivelación del terreno del NAIM, y la conexión a desnivel de la autopista Peñón-Texcoco con la carretera Texcoco-Ecatepec.

En general, la constructora tiene un avance físico y financiero de 72 por ciento y 71 por ciento en sus obras, respectivamente.

A la fecha, en sociedad con VISE, trabaja en la infraestructura de la Pista 2, una obra importante de la primera fase, que a junio tiene un adelanto de 69 por ciento. Además, se encarga del entronque de ingreso zona militar-Peñón-Texcoco en la que ha invertido 80 millones de pesos.

En un contrato de mil 400 millones de pesos, la constructora española está encargada de la Losa de Cimentación del Centro Intermodal de Transporte Terrestre, la cual lleva un avance de 40 por ciento.

Eduardo Andrade, director de Sacyr México, señaló que al momento es el único contrato que tienen, pero la empresa espera ganar otros.

La firma se ha adjudicado dos de las licitaciones más trascendentes de la primera fase del NAIM: el Edificio Terminal y la Pista 3, en ambos casos conformó consorcios para su construcción, y a la fecha ha invertido poco más de 11 mil millones de pesos, que equivale al 12 por ciento de lo requerido para estas obras.

Carso, a través de Cicsa, ICA, GIA+A y Prodemex, llevan 3 por ciento de la construcción de Edificio Terminal; mientras que la Pista 3, que edifica en asociación con La Peninsular, Prodemex y GIA+A, tiene un avance de 52 por ciento.

En conjunto, las compañías que controla Slim han aportado 8 por ciento del total de la inversión ejercida hasta ahora en el NAIM, aseguró el propio empresario en una conferencia de abril pasado.

La constructora que preside Bernardo Quintana es parte del consorcio formado por Slim para la construcción del Edificio Terminal, además desarrolla otras cuatro obras. Una de ellas en colaboración con INDISA y Constructora El Cajón, las tres restantes son infraestructuras únicamente de la empresa.

ICA lleva un progreso total de 35.3 por ciento en sus proyectos. La Losa de Cimentación —que ejecuta en sociedad con INDISA— es la más adelantada con el 70 por ciento.