Empresas

Hoteles desatan ‘guerra de precios’ para atraer huéspedes

Para captar a más viajeros, las empresas han reducido hasta 40% sus precios.

La reapertura de hoteles en destinos en Quintana Roo, Jalisco y Baja California Sur ha obligado a las empresas a ofrecer precios más atractivos con descuentos de hasta 40 por ciento, por lo que se vive una 'guerra' de tarifas para atraer a la poca demanda de hospedaje en el país.

"En general sí hay una guerra de tarifas, estamos viendo precios más bajos, que dependen del destino, pero de forma general estamos viendo tarifas más bajas de un 30 a un 40 por ciento", señaló Jason Lugo, gerente regional senior para América Latina de SiteMinder, plataforma de captación de huéspedes para hoteles.

Lugo detalló que polos turísticos como Cancún tienen una mejor resistencia a la baja de precios pues, aunque la demanda es baja, esta es más constante que otros destinos como Acapulco, que tendrá que reducir sus tarifas para incentivar la llegada de un mayor número de turistas a sus hoteles.

Aunque los descuentos en los precios por noche en los hoteles suelen ser atractivos para los turistas, esta estrategia no siempre beneficia a empresas, que tienen un fuerte componente de costos de operación fijos que presionan sus finanzas.

En opinión de Lugo, la disminución de tarifas debe responder a la localización del hotel, así como a la demanda del mercado en ese polo turístico.

En ese sentido, indicó que actualmente los protocolos de bioseguridad suelen ser mejor aceptados por los viajeros que los precios bajos.

Según un estudio realizado por la plataforma, el 63.4 por ciento de los mexicanos con intenciones de viajar consideran que las prácticas de seguridad son el factor más importante para decidir dónde alojarse, esto contra el 14.7 por ciento que opina que un precio bajo es el determinante para hospedarse.

La industria turística es una de las actividades económicas más afectadas por la pandemia en el mundo y en México ha tenido efectos catastróficos, pues en sólo en los primeros dos meses de la crisis sanitaria en el país, se han perdido alrededor de un millón de empleos formales e informales en el sector 'sin chimeneas', según datos del Cicotur.

Además, el menor ingreso de turistas y las disminuciones en las reservaciones hoteleras, causarán una disminución en el consumo turístico de más de 1.6 billones de pesos al cierre del año.