menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La 4T es omisa ante la quiebra de Interjet; dueños, sin dar la cara a trabajadores

COMPARTIR

···
menu-trigger

La 4T es omisa ante la quiebra de Interjet; dueños, sin dar la cara a trabajadores

bulletA noviembre de 2020 perdió 10,355 pasajeros, una baja de 74.5% anual; además, de 64 aviones que tenía solo quedan 4.

bulletEl SAT indicó que no hay constancia de la venta de activos a Alejandro del Valle.

Aldo Munguía
12/01/2021
Actualización 12/01/2021 - 1:37
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A un mes de que Interjet suspendiera completamente operaciones, sus trabajadores acusan que el gobierno de la llamada Cuarta Transformación (4T) ha sido omiso al permitir que la empresa ostente una concesión federal, pese a que desde el 11 de diciembre no opera. Además de mantener el adeudo de ocho quincenas con su flota, sostener pasivos con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), con los aeropuertos y hasta con sus mismos pasajeros.

“Si Mexicana quebró en época de Calderón, la huelga de Interjet es responsabilidad de la 4T porque no hizo nada, es bien fácil decir que primero los trabajadores y no hacer nada”, lamentó Alberto Martínez, asesor sindical de Interjet.

Trabajadores y expertos en derecho aéreo, opinan que el gobierno, a través de la SCT, debió certificar que la aerolínea contaba con la viabilidad financiera para garantizar el correcto uso de la concesión que ostenta desde 2005.

“Hay una omisión, la SCT debió haber aprobado la venta (de Interjet a Alejandro del Valle), porque detrás de la aprobación está que el comprador garantice la capitalización de la empresa, que sí va a hacer frente a los compromisos financieros, que la capacidad del sujeto concesionado es la adecuada”, indicó Rogelio Rodríguez, abogado experto en derecho aéreo.

La de Interjet fue una agonía largamente anunciada. Desde marzo de 2020, sus condiciones financieras la obligaron a cancelar vuelos y rutas por la falta de personal, de aviones y de recursos para el pago de la turbosina.

A noviembre de 2020, Interjet perdió 10 mil 355 pasajeros, una caída de 74.5 por ciento anual, en comparación con los viajeros que trasladó en los primeros 11 meses del 2019.

Además, con la llegada de la pandemia, la compañía se quedó sólo con cuatro de las 67 aeronaves que operaban y como último clavo al ataúd, el viernes sus empleados levantaron las banderas rojinegras de la huelga, ante el impago de su salario y de las prestaciones laborales.

Empleados aseguran que, para deslindarse de los adeudos millonarios de la empresa, la familia Alemán, una de las más cercanas al presidente López Obrador y que durante años ha estado presente en la esfera política y empresarial, vendió alrededor del 90 por ciento de la firma a Alejandro del Valle.

Sin embargo, recientemente el SAT indicó que no hay constancia en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio de la venta de activos de Interjet a Del Valle, por lo que, ante la ley, los Alemán aún son los responsables de la aerolínea.

Rodríguez explicó que la SCT también tuvo que aprobar la transacción de la venta de la aerolínea previa al movimiento, sin embargo, la dependencia no respondió a las solicitudes de información realizadas al respecto por El Financiero.

“Los dueños son la familia Alemán, al final de cuentas, el dueño legal es ABC Aerolíneas”, indicó un miembro de la sección 15 de la CTM, que representa a los empleados de Interjet.

La huelga era la última opción para los trabajadores de Interjet, que dejaron de recibir sus sueldos desde septiembre.

Miguel colaboró durante 11 meses en la aerolínea que ahora está en suspensión total de operaciones. A él le deben alrededor de 70 mil pesos, además de vales de despensa.

“A mí me faltan dos años para jubilarme y metí solicitudes de empleo en otras empresas, pero por la edad ya no me contratan. Antes estuve en Aviacsa, que también quebró y ahorita otra vez estamos aquí, con Interjet. Ojalá se resuelva”, dijo el colaborar a El Financiero.

Maribel colaboró un cinco de años en Interjet como sobrecargo. Para conseguir un empleo en otra de las aerolíneas nacionales, significaría renunciar a sus derechos ante Interjet, que le debe 7 quincenas.

Por ahora, los trabajadores impulsarán una demanda colectiva que presentarán ante un juez para lograr recuperar los sueldos no pagados de ocho quincenas, prestaciones, vales de despensa, además de aguinaldos.

También te puede interesar:

Pilotos rompen mesa de negociación con Aeroméxico