IUSA va más allá de los medidores de CFE, también persigue el mercado de techos solares
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

IUSA va más allá de los medidores de CFE, también persigue el mercado de techos solares

COMPARTIR

···
menu-trigger

IUSA va más allá de los medidores de CFE, también persigue el mercado de techos solares

bulletLa subsidiaria de la compañía produce paneles fotovoltaicos para el país desde su planta en Pastejé, Estado de México.

bulletTiene capacidad para manufacturar cerca de 2 millones de paneles.

Axel Sánchez
08/07/2019
Paneles solares de IUSA.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Grupo IUSA fue el máximo ganador de la subasta de medidores de baja tensión de Comisión Federal de Electricidad (CFE), el 26 de junio, al obtener un contrato por un millón 788 mil equipos, quedándose 48 por ciento del total de los contratos requeridos por la empresa productiva del Estado.

Sin embargo, a la compañía presidida por Carlos Peralta no le basta con ser líder en ese segmento del mercado eléctrico, pues también quiere dominar en la proveeduría de paneles fotovoltaicos, principalmente para desarrollar la generación eléctrica solar distribuida en hogares y comercios, a través de su subsidiaria IUSASOL.

IUSASOL, la división solar de IUSA, inauguró en 2013 su fábrica de paneles en Pastejé, Estado de México, cuya capacidad de manufactura anual es de 2 millones de paneles solares, lo que representa una generación de 500 megawatts y con esto la empresa mexicana aporta alrededor de 23 por ciento de la capacidad de producción de paneles que tiene México, según datos de GIZ y Bloomberg.

En entrevista con El Financiero, Jack Kahan, socio y director general de IUSASOL, detalló que trabajan en un plan para expandir la capacidad de la fábrica para ser el principal proveedor del mercado en paneles e incluso poder exportarlos a otros países.

“Estamos creciendo rápidamente en dar soluciones en baja y media tensión a los demandantes de energía que quieren ser más eficientes y pagar menos en luz, y estamos atacando los usuarios de HM y OM (servicios de media tensión), y los DAC (de alto consumo), y en eso vamos muy rápido”, dijo.

De acuerdo con cifras de ProMéxico y Sistema de Información Comercial Vía Internet, el mercado mexicano de paneles solares tiene un valor aproximado de 2 mil 300 millones de dólares, de los cuales mil 300 corresponden a importaciones, y de esta cantidad China, Malasia y Japón representan alrededor de 68 por ciento del total.

“No importa el origen de los paneles, lo importante es que cumplan con las normas internacionales de seguridad (…) En México se cumple con estas normas”, comentó Héctor Olea, presidente de la Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asolmex).

Jack Kahan cree que el nuevo Gobierno los impulsará en esta iniciativa de expandir el uso de los paneles solares, pese a cambios en los planes energéticos.

“Creemos en las (energías) renovables, seguimos pensando en que este ajuste del primer año en el gobierno será un ajuste que pasará rápidamente, que se alineará con los intereses de que salga México adelante, y es importante que el resto de la comunidad siga avanzando, ya no es tiempo de criticar lo anterior, sino que juntos salgamos adelante con los avances de negocios”, destacó.

Agregó que IUSASOL tiene la ventaja, al ser parte de Grupo IUSA, de tener 80 años en el mercado, además de contar con un gran respaldo y confianza de los clientes.

“Muchos de los que se dedican a esto son de reciente creación, el tema fundamental en techos fotovoltaicos es que debes vivir con el cliente 25 años.

" Se ha dado el caso de empresas que colocaron paneles y desaparecieron, y los clientes se quedaron un equipo inservible, en algunos edificios públicos que colocaron estos paneles ya no existen”, comentó el director general de la empresa.

El director general de IUSASOL comentó que tienen interés por exportar sus paneles solares, pues ya trabajan proyectos en Centroamérica, además tienen interés por llegar al mercado de Estados Unidos.

“Estamos haciendo proyectos en Centroamérica por clientes que tenemos desde México, ya estamos tentando las aguas. Sobre enviar a Estados Unidos, la exportación depende mucho de la política restrictiva de aranceles, si entra una agresividad más fuerte respecto a los aranceles con China, pues obviamente nosotros tenemos la oportunidad”, dijo Jack Kahan, socio y director general de IUSASOL.

Para Grupo IUSA, Estados Unidos no es un mercado extraño, pues es dueña de la planta de Cambridge Lee Industrial Metals, ubicada en Pensilvania, además cuentan con oficinas y centros de distribución a lo largo de la Unión Americana.

Por ello la empresa se encuentra entre las líderes del mercado norteamericano de tubos de cobre, cobre y aleaciones y cable de construcción.

Kahan remarcó que para ellos ahora es importante el mercado nacional, por lo que están analizando la expansión de su planta para cubrir las necesidades de México.