Irregularidades en pagos a expresidente de Nissan iniciaron investigación en su contra
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Irregularidades en pagos a expresidente de Nissan iniciaron investigación en su contra

COMPARTIR

···

Irregularidades en pagos a expresidente de Nissan iniciaron investigación en su contra

El ahora exdirectivo fue detenido el pasado 19 de noviembre acusado de falsificar informes financieros, entre otros delitos.

Bloomberg / Ma Jie y Ichiro Suzuki
28/11/2018
Carlos Ghosn fue separado de su cargo como presidente de Nissan la semana pasada
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El ingreso diferido que recibía Carlos Ghosn, expresidente de Nissan, se disparó en los últimos ocho años mientras trataba de minimizar su compensación frente a los accionistas, práctica que fue el foco de la investigación que llevó a su arresto, dijeron personas familiarizadas con la investigación.

A partir de 2009, el Gobierno japonés comenzó a exigir que el salario de los ejecutivos se hiciera público en medio del rechazo que los inversores mostraban a los altos salarios de los directivos.

Desde entonces, Nissan se comprometió a pagar a Ghosn más de 8 mil millones de yenes (70 millones de dólares) en ingresos diferidos hasta su jubilación, señalaron las fuentes, quienes pidieron no ser identificados debido a que la información no es pública.

En 2017, la compensación total aumentó a un récord de 2 mil 500 millones de yenes y Ghosn, quien fue despedido como presidente de Nissan luego de su arresto el 19 de noviembre, acumuló los fondos diferidos para recibirlos después de su jubilación, dijo una persona.

La compensación está en el centro de las acusaciones contra Ghosn, cuya detención el 19 de noviembre en Tokio sacudió a la poderosa alianza de autos que se creó entre Nissan, Renault y Mitsubishi.

El ejecutivo franco-brasileño está detenido en una cárcel japonesa por no declarar la totalidad de sus ingresos y por mal uso de activos de Nissan, según el fabricante de automóviles, que llevó a cabo una investigación sobre los presuntos delitos a raíz de información entregada por un denunciante.

Los fiscales calculan que los delitos pueden llevar a una pena de cárcel de hasta 10 años para el exdirectivo. Un representante de Ghosn y un portavoz de Nissan se negaron a comentar sobre los ingresos diferidos.

Ghosn negó este miércoles, a través de su abogado, otra acusación reportada por los medios japoneses de que había traspasado sus pérdidas personales por negociaciones al fabricante de automóviles.

Estos fueron sus primeros comentarios conocidos después de su arresto.

La compensación diferida surgió como un punto clave de la discordia, y Ghosn les explicó a sus colegas que actuó de manera apropiada al no incluirla en las presentaciones al regulador, informó el domingo el Wall Street Journal.

Ghosn, quien también fue expulsado como presidente de Mitsubishi en medio del escándalo, declaró a los fiscales de Tokio que los acuerdos escritos con Nissan para diferir parte de su remuneración no son válidos porque no los firmó, informó la agencia Kyodo este miércoles.

La compensación de Ghosn, según lo informado por Nissan en los documentos regulatorios, se redujo aproximadamente a la mitad después de que entraran en vigor las nuevas reglas, que exigen que se informen todos los pagos a ejecutivos y directores superiores a 100 millones de yenes al año, según personas familiarizadas con la investigación.

A él le pagaron 891 millones de yenes por el año que terminó en marzo de 2009, el primer año en que el fabricante japonés de automóviles se vio obligado a reportar su salario.

Los documentos presentados por Nissan muestran que la compensación anual de Ghosn informada en los últimos años fue de aproximadamente entre 900 millones de yenes a mil millones de yenes, antes de que cayera bruscamente el año pasado después de que rescindiera su papel como máximo ejecutivo de la compañía.

Los fiscales están investigando si la cantidad anual de pago diferido se fijó cada vez que se crearon los documentos, porque la ley japonesa exige que se informe la remuneración en el año en que se fija, incluso si el pago real no se realiza ese año, informó Kyodo.