Empresas

Interjet cancelará 70 vuelos hasta el viernes; acumulará 7 días 'en tierra' con suspensión total de operaciones

Un trabajador de la empresa, que pidió mantener el anonimato, relató que la empresa se ha quedado, poco a poco, sin tripulaciones, las cuales decidieron no presentarse debido al impago.

Interjet cancelará todos sus vuelos de esta semana hasta el viernes, día en el que aún tenía previsto realizar un par de vuelos. Con esta suspensión, la aerolínea acumulará siete días con la suspensión total de sus operaciones y cada vez más cerca de una quiebra definitiva.

El Financiero tuvo acceso a la planeación de vuelos de la aerolínea, que informó a sus colaboradores que los 12 vuelos presupuestados para el martes, 22 para el miércoles, 22 para el jueves y un par más para el viernes quedaron cancelados debido a "necesidades operacionales".

En total, para esta semana del 14 al 18 de diciembre, se prevé que Interjet cancele 70 vuelos, los que se sumarán a los más de 100 suspendidos en el último mes.


Un trabajador de la empresa, que pidió mantener el anonimato, relató que la empresa se ha quedado, poco a poco, sin tripulaciones, las cuales decidieron no presentarse a laborar debido al impago de tres meses de salarios y ante las promesas no cumplidas de Alejandro del Valle, el nuevo dueño de la aerolínea.

Desde la aparición de Del Valle como nuevo socio mayoritario de Interjet, los trabajadores no han recibido más que el pago de una quincena, sin embargo, la aerolínea ha caído en 'picada' y se encuentra más cerca de colapsar que de recuperarse.

El colaborador contó que la aerolínea ha tenido que trasladar a su propio personal mecánico del aeropuerto de la Ciudad de México a Cancún, esto para que se pueda dar el mantenimiento de bitácora a las aeronaves, pues el personal que laboraba en el aeropuerto en Quintana Roo ya no se encuentra trabajando.

Esta situación se repite en el aeropuerto de Guadalajara, en donde los empleados de Interjet decidieron ya no presentarse por la falta de pago en la que incurre la empresa.

En la Ciudad de México, pilotos y primeros oficiales han dejado de asistir a trabajar, por lo que la plantilla de tripulaciones es reducida.