Empresas

Inmobiliarias tendrán que reconvertir obras en la CDMX por el COVID-19

Varios proyectos se planearon para un escenario económico distinto al actual.

El Plan de Reactivación Económica de la Ciudad de México (CDMX) anunciado hace días por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, –que contempla 581 proyectos inmobiliarios preaprobados–, tendrá que ajustarse a las nuevas necesidades del mercado, que atraviesa por una caída en la demanda de oficinas, comercios y vivienda, producto de la desaceleración económica que vive el país, derivado de la emergencia sanitaria del COVID-19.

Armando Díaz Infante, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en la Ciudad de México, apuntó que algunos de los desarrollos inmobiliarios que fueron preaprobados tendrán que reconvertirse, ya que fueron planeados para un escenario económico distinto al que se vive actualmente, con la pandemia del coronavirus y la nueva normalidad.

"Tenemos que tener facilidades para reconvertir los proyectos inmobiliarios en este escenario de decrecimiento de la economía. Estos niveles de desempleo han afectado la capacidad de compra, los ingresos, de la población y proyectos que sus estudios de mercado los hacían viables el año pasado, ahorita hay que reconvertirlos", dijo.

Agregó que la situación actual obligará a los desarrolladores a generar nuevos esquemas de redensificación de los usos de suelo para poder ofertar vivienda más económica en la capital del país.

Por lo pronto, el presidente de la CMIC CDMX, señaló que, de los 17 proyectos aprobados sobre el Paseo de la Reforma, seis de ellos ya se encuentran en obra y el resto analiza su reactivación con las nuevas condiciones económicas.

El Plan de Reactivación Económica de la Ciudad de México (CDMX), que considera una inversión de 76 mil 267 millones de pesos en obra pública y privada, fue anunciado con la finalidad de contribuir a sanar al sector de la construcción, que en abril, mayo y junio tuvo que parar operaciones por la emergencia sanitaria detonada por el coronavirus.

Al respecto, Enrique Téllez Kuenzler, presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), aseguró que el plan de reactivación pone a la industria inmobiliaria en el centro del desarrollo de la ciudad de nuevo, aunque el impacto económico de la pandemia sembró algunas dudas para la inversión.

"El 2019 fue un año complicado, se nos cerraron muchos desarrollos y eso hizo que el mercado se alentara, cosa que ya fue corregida en este año, en términos de permisos y licencias. (Sin embargo) creo que como muchos empresarios estamos preocupados porque el mercado no está al 100, entonces tenemos que trabajar para regenerarlo y crear un ambiente de confianza para el inversionista", dijo a El Financiero.

Agregó que, en este momento por la emergencia, es necesario reexaminar el mercado de vivienda en renta para promover la movilidad y evitar mandar a la gente a vivir en la periferia de la ciudad.

De acuerdo con Tinsa México, para la capital y la zona metropolitana se requieren cerca de 70 mil viviendas, ya que la entidad cuenta con la producción de apenas unas 15 mil unidades para satisfacer la demanda.

Expertos del sector de la construcción reconocieron que el principal reto del plan de reactivación económica de la CDMX, será recuperar la confianza de los inversionistas y generar facilidades a los desarrolladores para reconvertir proyectos y simplificar los trámites en las obras.

Yuri Zagorin, presidente de la Canadevi Valle de México señaló que, aunque el programa de reactivación es un acierto del gobierno capitalino, es necesario que se amplíe su alcance, para lograr que la recuperación del sector sea más rápida.

"El programa es correcto, pero debe tener un área de actuación mayor para generar más oferta, disminuir los costos y satisfacer la demanda, tenemos que llegar a ese lugar más rápido y para eso la simplificación administrativa es importantísima", dijo en entrevista.

Agregó que uno de los aciertos del gobierno es promover el desarrollo de vivienda asequible y bien ubicada en 12 corredores de la capital como Reforma Norte, Eje Central y Tacuba, para reactivar al sector.

Obras privadas, la clave de la reactivación

La iniciativa privada participará con una inversión conjunta de más de 50 mil millones de pesos para reactivar la economía de la capital, dentro de la que destacan importantes proyectos como Neuchatel Polanco de Mira, Reforma Colón de SMA, Mítikah de FUNO y Be Grand Reforma, entre otras megaobras en desarrollo.

"El mayor peso en generación de obras en construcción viene del sector privado y particularmente en dos ramas: la vivienda y actividades del sector servicios y comercios, por ejemplo, la construcción de edificios de oficinas, centros comerciales o tiendas departamentales", dijo Ricardo Trejo, director general de Forecastim.

Señaló que es importante reactivar este tipo de obras pues genera un efecto multiplicador en infraestructura, empleos y consumo.

De acuerdo con las estimaciones del gobierno capitalino, en conjunto se busca generar cerca de 1 millón de empleos directos e indirectos con la reactivación.