Empresarios dan ‘espaldarazo’ a AMLO con acuerdo de infraestructura pero demandan visión de largo plazo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Empresarios dan ‘espaldarazo’ a AMLO con acuerdo de infraestructura pero demandan visión de largo plazo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Empresarios dan ‘espaldarazo’ a AMLO con acuerdo de infraestructura pero demandan visión de largo plazo

bulletIngenieros y constructores esperan que en el Acuerdo Nacional de Inversión Privada en Infraestructura haya Asociaciones Público Privadas, además de que se origine un organismo autónomo encargado del estudio y planeación de los proyectos.

Aldo Munguía
26/11/2019
Actualización 27/11/2019 - 4:50
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Sectores productivos del país consideraron viable el Acuerdo Nacional de Inversión Privada en Infraestructura presentado este martes; sin embargo, advirtieron que es necesario que arranque ya.

Javier Jiménez Espriú, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, dijo que será en enero cuando se analice el mecanismo ya sea para licitaciones públicas o restringidas u otro instrumento.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, junto con la IP, presentó el Acuerdo en el que los empresarios llevan 'mano', y se comprometieron a invertir 859 mil millones de pesos en 147 proyectos iniciales, de los cuales 33 por ciento serán para transporte; otra buena parte para turismo y telecomunicaciones, aunque en energía y salud están pendientes los detalles.

Según el documento presentado este martes, 96 por ciento de los 147 proyectos corresponden a 141 obras de transporte, entre carreteras, ferrocarriles, trenes suburbanos, puertos y aeropuertos que demandarán una inversión en conjunto de 283 mil 853 millones de pesos (mdp).

Adicionalmente se incluyen 15 iniciativas de turismo, 12 de agua y saneamiento, 7 de energía, 6 de electricidad, 4 de telecomunicaciones, una de salud y otro no identificado.

Eduardo Ramírez Leal, presidente Nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), reconoció que dentro del Acuerdo se incluyen ampliaciones en aeropuertos, puertos y carreteras.  

“Sí, son aeropuertos que requerían ampliaciones para dar mejor servicio a los viajeros, también puertos que necesitaban ampliación y libramientos ferroviarios, así que se puede decir que son proyectos que estratégicamente nos pueden hacer un país más competitivo”, afirmó.

Agregó que es necesario que los proyectos arranquen pronto y dijo que esperan que además de concesiones haya Asociaciones Público Privadas en las que sus agremiados participen, para que las obras no se concentren en unos pocos.

“Lo que vemos es que el recurso público no alcanza y que ahora la IP está dando su opinión, pero no debemos olvidar, se empezará con concesiones, pero se tendrá que transformar en Asociaciones Público Privadas”, dijo.

Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), explicó que todos los proyectos que se presentaron cuentan con un análisis técnico, costo beneficio, así como la sostenibilidad ambiental y se buscará aprobarlos para licitarlos y definir su forma de financiamiento, que en su mayoría sería privada.

Ascensión Medina Nieves, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de México, opinó que aunque el Acuerdo es muy bueno para la infraestructura, se trata de proyectos que ya estaban en curso y se precisa de una visión de largo plazo.

“Es muy bueno (el acuerdo), pero estas son obras que serán llevadas a cabo a la brevedad, son proyectos que ya estaban en curso”, dijo a El Financiero en el marco del 30 Congreso Nacional de Ingeniería Civil.

El representante de los ingenieros civiles del país señaló que, pese a estos esfuerzos, es necesario crear un organismo autónomo encargado del estudio y planeación de las obras de infraestructura para el desarrollo de México en el largo plazo, así como sus vías de financiamiento, además de viabilidad.

“Hemos propuesto este organismo en, por los menos, los últimos 10 años. Necesitamos que sea autónomo, un banco de infraestructura independiente”, aseguró.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, dijo que el interés de los empresarios mexicanos es que se concesionen obras, pero que será hasta enero cuando se analice el mecanismo, ya sea para licitaciones públicas o restringida o cualquier otro instrumento contemplado en la ley que permita que participe la IP.

“La intención (de la IP) es buscar participar y buscará concesión para la operación”, apuntó el funcionario en el marco del trigésimo Congreso Nacional de Ingeniería Civil.

El Acuerdo incluye 8 proyectos ferroviarios, con un fondeo de 67 mil 544 millones de pesos.

Para el Tren Interurbano México-Toluca, una obra inacabada de la administración de Enrique Peña Nieto,  la IP participará con el financiamiento de 20 mil mdp pesos.

La segunda mayor obra, con 13 mil mdp, será el Corredor ferroviario García aeropuerto de Monterrey, además para hacer el Tren Costero de Baja California se demandarán 10 mil 200 mdp  y el Suburbano Ramal Lechería Jaltócan-Santa Lucía requerirá 10 mil mdp.

Por otra parte,  las 29 obras aeroportuarias  requerirán una inversión de 42 mil 459 millones de pesos.

En este rubro el monto más relevante es el Programa de inversión del aeropuerto de Guadalajara por 10 mil 543 mdp y los 7 mil 451 mdp para el aeropuerto de Cancún. En el Acuerdo no se menciona el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía.

La inversión en carreteras demandará 100 mil 129 millones, con los que se prevé desarrollar 42 obras.

En carreteras, destaca la Autopista Interserrana Conexión de la carretera Matehuala-Saltillo con la carretera Ciudad Victoria-Monterrey que demandará una inversión por 10 mil 344 mdp, le sigue Puente Internacional Nuevo Laredo que costará 8 mil mdp y en tercer lugar destaca el segundo piso de la Caseta de Indios Verdes a la Caseta de la México-Pachuca, que demandará 7 mil 560 mdp.

En desarrollo portuario, el gobierno y la IP  impulsarán 22 proyectos con una inversión prevista de 73 mil 721 millones de pesos.  En dicho rubro la mayor obra será la Planta de Amoniaco en Topolobampo, Sinaloa que demandará 20 mil mdp y se prevé concluirla en 2022.

Además de dos puertos de almacenamiento de combustibles en Lázaro Cárdenas y Tuxpan, que en conjunto suman una inversión de 18 mil 900 millones de pesos.

“Es importante que el gobierno considere estos proyectos, porque actualmente solo tenemos 3 días de almacenamiento (de gasolinas) pero debería ser de 40, pues fue una de las causas de la crisis que se vivió en México a principios de año”, dijo Luis Miguel Labardini, experto de la consultoría Marcos y Asociados.

Por otra parte, los proyectos turísticos serán también protagonistas en el Acuerdo Nacional de Infraestructura.

Para la industria sin chimeneas se prevé una inversión de 252 mil 764 mdp para 15 proyectos.

En tanto para telecomunicaciones se contempla 118 mil 53 mdp para impulsar un total de 4 proyectos.

“Esta inversión independientemente del monto podría no cumplirse si no existen los estímulos para que se haga, si sigues con la regulación actual y no hay política pública ( de telecom) dudo que se logren esos objetivos”, aseguró Jorge Bravo, experto en telecomunicaciones.

Para Hipólito Gerard, presidente del Grupo GIA, una firma mexicana de infraestructura, el ‘gran’ pendiente que tiene el gobierno mexicano es el anuncio de los proyectos del sector energético.

“Esta inversión independientemente del monto podría no cumplirse si no existen los estímulos para que se haga esa inversión porque una cosa es que la anuncies y otra que es que realmente se vaya a invertir porque si no hoy estímulos y sigues con la regulación actual y no hay política pública dudo que se logren esos objetivos”, señaló Gerard.

Con información A. Sánchez y A. Gutiérrez.