Empresas

Infonavit llega al Buen Fin 2020 y así serán los diferimientos de pagos

El instituto aprobó dos medidas para impulsar la economía durante la duración de este programa y favorecer la colocación de créditos para los trabajadores derechohabientes.

Si piensas comprar una casa entre el 3 de noviembre de 2020 y el 23 de febrero del próximo año, el Infonavit diseñó esquemas para el diferimiento de los pagos de los afiliados a partir de los próximos tres o cuatro meses, dependiendo su Aviso de Retención.

El instituto aprobó dos medidas extraordinarias para impulsar la economía durante el Buen Fin y favorecer la colocación de créditos, con la que se podrá comprar una casa en este periodo y empezar a pagar en tres o cuatro meses, además de apoyar a quienes perdieron su empleo a seguir cotizando.

"Todos los financiamientos hipotecarios (excepto Mejoravit, Tu 2do Crédito Infonavit, ConstruYO y Línea III Integral) que se firmen entre el 3 de noviembre de 2020 y el 23 de febrero de 2021, podrán comenzarse a pagar 3 o 4 meses después, dependiendo la fecha del Aviso de Retención", explicó el instituto en un comunicado.


Es decir, si el aviso se entrega a finales de noviembre, el aplazamiento comienza a partir de diciembre y los pagos mensuales iniciarían desde marzo de 2021. En cambio, si el aviso se entregó a principios de noviembre, el aplazamiento será de cuatro meses desde entonces para iniciar pagos en marzo de 2021.

¿Cómo solicitar esta promoción?

El trabajador debe solicitar su crédito de forma tradicional al Infonavit y descargar el Aviso de Retención, con una leyenda de apoyo para realizar el descuento. El aviso se entregará al patrón, quien sellará y retendrá el pago del crédito a partir del primer día del cuarto mes posterior a su recepción.

El notario recibirá los documentos del trabajador, con el aviso sellado y realizará la firma de escrituras. Se realizará otra firma intermedia con el representante legal del Infonavit y se aplicará el beneficio al crédito.

Por otro lado, para los trabajadores que ya contaban con los 116 puntos o más en febrero de 2020 para solicitar un financiamiento y perdieron su empleo a causa de la emergencia sanitaria, podrán mantener la continuidad de sus semanas de cotización si recuperan su relación laboral antes del 31 de enero de 2021.


La medida aplicará solo a aquellos afiliados que quedaron desempleados entre el 1 de marzo y el 31 de agosto de 2020, quienes podrán continuar con la compra de una casa, con el aplazamiento de hasta cuatro meses en el inicio del pago del financiamiento.

Te recomendamos: