Empresas

Infonavit da primeros créditos ConstruYO; va por 10 mil para autoconstrucción

El programa está dirigido a los trabajadores sin importar su nivel de ingreso, puede ser utilizado en cualquier tipo de propiedad: privada, ejidal o comunal.

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) otorga en Oaxaca los primeros créditos del programa 'CosntruYO' para la autoproducción, reparación y mejora de la vivienda con montos de financiamiento que pueden alcanzar hasta los 528 millones de pesos.

En conferencia de prensa, Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit, comentó este miércoles que se trata de una opción flexible de un primer paquete de 10 mil créditos para atender las necesidades de las familias que contaban con su terreno y querían construir o simplemente no tenían opciones de vivienda dentro de sus comunidades.

"Hoy vamos a dar los primeros créditos aquí en Oaxaca, dos para proyectos de obra completa, autoproducción con asistencia técnica, son trabajadores que tenían dinero en su subcuenta de vivienda y no lo podían usar, y otros para ampliación de vivienda", comentó.

En ese sentido, destacó que ConstruYO Infonavit es un financiamiento directo para los trabajadores, con el que podrán elegir el destino del recurso para reparar o autoconstruir con asistencia técnica o ayuda de alguna constructora.

"Hemos aprobado ya un paquete de inicio de 10 mil créditos y nos vamos a concentrar ahorita al arranque del crédito en Baja California, Oaxaca, zona metropolitana del Valle de México, Nayarit, Jalisco, Chiapas y Yucatán. Vamos a empezar ahí con 2 mil familias que se han acercado y cumplen con los requisitos", aseguró.

Recordó que el Infonavit ya había incursionado en algunos programas de autoconstrucción, por ejemplo al cierre de la administración anterior se ejecutó el programa 'Infonavit tu propia obra' con 72 créditos para autoconstrucción, que falló por ser un crédito difícil de obtener y obligaba al trabajador a contratar a una constructora para comprar su casa.

"Era un crédito que se daba a través de esta concepción de intermediarismo que dañó mucho a la concepción de los créditos, y ahora sacamos ConstruYO Infonavit, un crédito que se da sin garantía hipotecaria, el trabajador no tiene que dar en prenda el inmueble, se le da directo a la gente", dijo.


El instituto prestará a los trabajadores hasta 73 mil pesos para reparaciones menores, con plazos a pagar de 24, 36 o 42 meses a mensualidad fija; para autoconstrucción asistencia técnica y con apoyo de constructora el monto máximo será de 528 mil millones de pesos, con un plazo de 24 a 120 meses.

Por su parte, Román Meyer Falcón, titular de la Sedatu, comentó que con esta posibilidad a partir del instituto se busca modificar la estructura de operación para el financiamiento, pues miles de mexicanos no buscan comprar una casa, sino mejorar la que tienen o hacerla a sus necesidades.

"El sustento del arranque de este programa es la libertad de las familias, si quieren adquirir un lote, si quieren el recurso para autoproducción, si requieren reestructurar sus créditos, hay una opción para sacar un segundo crédito, es decir empieza a desdoblarse un conjunto de posibilidades hacia los trabajadores", dijo.

Los requisitos

ConstruYO está dirigido a los trabajadores sin importar su nivel de ingreso, puede ser utilizado en cualquier tipo de propiedad: privada, ejidal, comunal o derivada de algún programa gubernamental de vivienda, siempre y cuando cuente con un documento que acredite la posesión del inmueble.

Los requisitos para solicitarlo son tener una relación laboral vigente, cotizar al menos ocho meses de manera continua, a diferencia de un crédito hipotecario normal que necesita dos años, además de no contar con un crédito vigente. Recordó que con los cambios a la Ley del Infonavit habrá la posibilidad de dar créditos subsecuentes.