‘Hay grupos interesados en parar Tren Maya’: Jiménez Pons
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

‘Hay grupos interesados en parar Tren Maya’: Jiménez Pons

COMPARTIR

···
menu-trigger

‘Hay grupos interesados en parar Tren Maya’: Jiménez Pons

bulletJiménez Pons,director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, aseguró que los recursos jurídicos en contra del Tren Maya no tendrán resultados.

Aldo Munguía
01/07/2019
Rogelio Jiménez Pons; director general de Fonatur.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La marcha en la construcción del Tren Maya no convence a ‘algunos grupos’, por lo que están interesados en detener su edificación, aseguró Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), encargado del proyecto ferroviario.

“Hay amparos, pero seguiremos la ley. Yo no estoy preocupado, evidentemente hay muchos grupos interesados en parar (el Tren Maya), pero nosotros estamos haciendo todo dentro de la ley”, dijo el directivo sin revelar nombres.

La declaración del titular de Fonatur ocurre después de una ‘lluvia’ de amparos contra las obras del aeropuerto en Santa Lucía, otro de los proyectos insignia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, Jiménez Pons aseguró que los recursos jurídicos en contra del Tren Maya –que recorrerá alrededor de mil 470 kilómetros en el sureste del país– no tendrán resultados, ya que la dependencia es cuidadosa de todas las necesidades legales e incluye la participación de las comunidades en el diseño del proyecto.

“Vamos a seguir avanzando, siendo consecuentes, que el proyecto esté bien hecho. No resulta bueno hacer mal las cosas, entonces eso nos traería amparos”, precisó el arquitecto encargado de la obra ferroviaria para la que se prevé una inversión de hasta 144 mil 500 millones de pesos.

Agregó que la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) de la obra estará lista hasta que se tengan los diseños de ingeniería básica, con el fin de conocer con precisión cómo afectará el proyecto y con ello llevar a cabo las medidas de mitigación para aminorar su impacto.

“Sabemos que la comunidad está contenta con el proyecto, no será una cuestión de sí o no, vamos a preguntar a las comunidades cómo desarrollar el tren”, detalló.

El Tren Maya recorrerá el país para unir las principales ciudades de Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas y Tabasco, con 15 estaciones.

La obra sufrió una reducción de 55 kilómetros en el trazo entre Yucatán y Quintana Roo, por lo que la ruta irá de Valladolid a Cobá y de este punto conectará con Cancún, que tendrá dos estaciones del Tren Maya, previó el funcionario.

“Lo que estamos retomando es un enlace dentro de la ciudad de Cancún, antes se había pensado con un sistema de transporte ligero, pero Steer Waterhouse  nos recomienda que no transborde la gente, que sea directo”, reveló Jiménez Pons.

Una de las estaciones se ubicará en el Aeropuerto Internacional de Cancún y la segunda estará dentro de la zona popular de la ciudad, aunque todavía se analiza el punto.