Shell empezará a importar gasolina este año
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Shell empezará a importar gasolina este año

COMPARTIR

···
menu-trigger

Shell empezará a importar gasolina este año

bulletRoyal Dutch Shell, que tiene 31 refinerías a nivel mundial, planea traer su propio combustible en barco por el Golfo.

bullet

Axel Sánchez
15/03/2018
Actualización 16/03/2018 - 4:50
Shell tiene 52 estaciones en 12 estados del país.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La petrolera Royal Dutch Shell comenzará a importar su propio combustible este año para distribuirlo en la red de gasolineras que ya desarrolla en México.

En entrevista, Murray Fonseca, director de desarrollo de negocios retail de Shell México, explicó que por ahora analizan la mejor forma de traerlo por barco desde las refinerías que tienen en Estados Unidos y Europa.

“Hay muchas formas de traerlo; tenemos 31 refinerías a nivel mundial, tenemos acceso a la molécula pero no es tan fácil, podemos traerla por el Golfo en barco (...). Hay muchas terminales (de almacenamiento) que se están construyendo, nosotros no pensamos en tener terminales propias como tal”, explicó el ejecutivo.

Además, analizan la posibilidad de invertir en terminales de almacenamiento que construyen terceros o comprar capacidad a quienes se dedican a rentar infraestructura.

Actualmente tienen 52 estaciones en 12 estados del país, principalmente en la zona centro, y quieren terminar el año con cerca de 200 gasolineras en operación.

Estamos abriendo de dos a tres estaciones por semana, pero en la segunda mitad del año vamos a acelerar esta expansión”, agregó.

Con el proyecto de crear una red de 2 mil estaciones de servicio en el país y de importar el combustible para abastecer la Península de Yucatán, la empresa estadounidense Gulf anunció su llegada a la región con seis estaciones de servicio, donde pretende captar el 20 por ciento del mercado y convertirse en la primera firma extranjera de venta de gasolinas en el estado.

El presidente de Gulf México, Sergio de la Vega, explicó que se tiene programado que, en dos meses, se tendrán seis estaciones de servicio en Yucatán, Campeche y Quintana Roo, con inversión de 2 millones de pesos en cada una, abriendo operación las dos primeras en la capital yucateca.

En la primera etapa, destacó De la Vega, la compañía comprará la molécula a Pemex, pero el plan futuro es traer la gasolina que se genera en sus refinerías en Estados Unidos, toda vez que Yucatán es un sitio apto para el arribo de hidrocarburos.

En conferencia de prensa, De la Vega detalló que del 99 por ciento de las marcas que operan en el país, todavía dependemos del suministro de Pemex, pero el 70 por ciento de los productos que se consumieron en México en los últimos meses fueron importados por la petrolera mexicana.

Actualmente, refirió, todos los grupos están creando su propia infraestructura para ser más competitivos y Yucatán es un sitio apto para poder importar.

La marca Gulf venderá tres productos en sus estaciones: la línea regular, similar a la magna, que tiene un valor al día de 17.09 pesos el litro; la premium con un precio de 18.61; y el diésel a 18.15.

El directivo detalló que, para su instalación en Yucatán, invirtieron cuatro millones de pesos -con dos estaciones de servicio que pertenecían a la empresa Lodemo-, aprovechando la infraestructura que tienen, y ya están preparando la construcción de dos nuevas gasolineras.

A diferencia del combustible tradicional, indicó, la gasolina Gulf cuenta con nanotecnología líquida llamada G Plus que la transforma en combustible mejorados de alto rendimiento que incrementa el desempeño del motor y reducen emisiones contaminantes, limpiando los inyectores, válvulas, cámara de combustión y los pistones.

En el mercado mexicano, ya operan 40 marcas de estaciones de servicio, pero la competencia apenas está comenzando y crecerá de manera gradual y los consumidores adoptarán la marca de su preferencia, subrayó.

Con información de Yoisi Moguel*