menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ford quiere 'enamorar' a China con autos eléctricos y SUV

COMPARTIR

···
menu-trigger

Ford quiere 'enamorar' a China con autos eléctricos y SUV

bulletLa empresa renovará casi el 60 por ciento de su oferta de estos vehículos y se pone como meta los meses finales de 2019.

Bloomberg
16/10/2018
Actualización 16/10/2018 - 9:06
El Territory sería el primero de varios SUV que Ford lanzará en China
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Ford cuenta con los vehículos deportivos utilitarios, (SUV por sus siglas en inglés) y los autos eléctricos para cambiar su fortuna en el mercado de vehículos más grande del mundo.

El Territory sería el primero de varios SUV que Ford lanzará en China para ganar clientes que hacen a un lado la envejecida oferta de la compañía en medio de una guerra comercial con Estados Unidos que ha afectado aún más la demanda al aumentar los precios de los modelos importados.

La empresa también planea lanzar una gama de autos pequeños eléctricos en China en alianza con Anhui Zotye Automobile para aprovechar la creciente demanda por vehículos más ecológicos, indicó Peter Fleet, presidente de Ford en Asia Pacífico, en una conferencia telefónica este martes.

Los esfuerzos son clave para revertir las caídas de las ventas de la automotriz con sede en Dearborn, Michigan, en China, donde el crecimiento económico y la guerra arancelaria con Estados Unidos amenazan con llevar al mercado de automóviles a su primera contracción desde la década de los noventa.

Ford, Volkswagen y otros fabricantes de automóviles todavía están invirtiendo miles de millones de dólares para fabricar automóviles eléctricos en China, ya que las iniciativas públicas alientan a más consumidores a adoptar vehículos libres de contaminación.

La aprobación para la tercera asociación de Ford en el país se espera para fines de año, apuntó Fleet. La medida permitirá al fabricante de automóviles obtener suficientes créditos de vehículos de nueva energía, que son requeridos por el gobierno bajo un sistema que entrará en vigencia en 2019.

"Tenemos un plan para alcanzar el cumplimiento con las regulaciones en China", afirmó Fleet en la conferencia.

El SUV Territory, desarrollado por Ford y su socio local Jiangling Motor., apunta a capturar el segmento de vehículos de más rápido crecimiento de China en ciudades de secundarias como Qingdao y Shandong, donde se empezó a comercializar el modelo.

"Nuestra avalancha de vehículos nuevos ha comenzado", publicó Fleet en un comunicado. "El Territory es solo el comienzo de cosas más grandes por venir".

Por otra parte, Jim Hackett, máximo ejecutivo de Ford, declaró julio que estaba "extremadamente insatisfecho" con el desempeño de su compañía en China después de perder 483 millones de dólares en el segundo trimestre de2019.

Hackett culpó por las pérdidas principalmente a una envejecida línea de modelos, que carece de suficientes SUV de alta rentabilidad que se están volviendo cada vez más populares entre los consumidores chinos.

Ford tiene 16 modelos nuevos en China, y el 60 por ciento de su línea será nueva o renovada para fines de 2019, según Jim Farley, presidente de mercados globales. Sin embargo, advirtió que puede tomar hasta 2020 antes de que el rango actualizado de SUV comience a marcar una diferencia en los resultados.

La empresa estadounidense no ha mantenido una línea de productos suficientemente nueva para China y esos "errores", junto con una estructura de costos no competitiva, han resultado en un deterioro significativo en los resultados del segundo trimestre de la compañía, enfatizó Farley.

Una desaceleración en China, donde los fabricantes de automóviles invirtieron miles de millones de dólares en los últimos 20 años para expandir las fábricas, deja a la industria luchando por encontrar un crecimiento en cualquier parte del planeta.

La guerra comercial ya ha provocado que los fabricantes de automóviles de lujo BMW y Daimler adviertan sobre menores ganancias, mientras que la lejanía de los consumidores chinos de los salones de exhibición obligó a Jaguar Land Rover a cerrar de forma temporal una fábrica.

En septiembre, Ford anunció que cancelará los planes para importar un nuevo modelo de crossover desde una planta en China luego de que los aranceles socavaron los argumentos comerciales para llevar el vehículo al mercado estadounidense.