Fitch descarta riesgo en finanzas de aerolíneas tras suspensión de vuelos con Boeing 737 MAX
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Fitch descarta riesgo en finanzas de aerolíneas tras suspensión de vuelos con Boeing 737 MAX

COMPARTIR

···

Fitch descarta riesgo en finanzas de aerolíneas tras suspensión de vuelos con Boeing 737 MAX

La agencia estimó que es poco probable que la cancelación de operaciones con estas aeronaves sea definitiva porque el fabricante buscará una solución.

Redacción
15/03/2019
Boeing
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La agencia calificadora Fitch descartó un riesgo crediticio inmediato en las finanzas de las aerolíneas públicas ante la cancelación de operaciones con aeronaves Boeing 737 MAX en sus versiones 8 y 9, esto tras el desplome de un avión de ese modelo en Etiopía.

“La cancelación temporal de vuelos del 737 MAX de Boeing en Estados Unidos y en todo el mundo no representa un riesgo crediticio inmediato para las grandes aerolíneas públicas”, aseguró Fitch en un análisis publicado ayer.

Si bien en el corto plazo Fitch no prevé impacto a las finanzas de las líneas aéreas, la calificadora indicó que esta ‘amenaza’ podría crecer en medida de que los aviones estén en tierra y las compañías aéreas deban recurrir a equipos viejos para cumplir con sus rutas.

“La permanencia en tierra (de los MAX) y los retrasos en las entregas pueden hacer que los aviones más antiguos se usen por más tiempo, lo que aumenta los costos de mantenimiento y limita los planes de crecimiento (de las aerolíneas)”, consideró la calificadora.

En ese sentido, la aerolínea con mayor dependencia en el mundo al modelo MAX de Boeing es Southwest con 34 de esas aeronaves en su flota y con un pedido de 250 aviones de ese tipo.

En Europa, empresas como Norwegian, con 18 MAX en tierra, podría tener presiones financieras si los aviones siguen estacionados por un periodo indefinido.

En cuanto a ello, Fitch estimó que es poco probable que la cancelación de operaciones con estas aeronaves sea definitiva, pues el alto costo de los equipos sugiere que el fabricante buscaría soluciones para que los MAX vuelvan al aire.