Filiales, vehículo de Pemex para asociarse
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Filiales, vehículo de Pemex para asociarse

COMPARTIR

···
menu-trigger
Empresas

Filiales, vehículo de Pemex para asociarse

bullet

21/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Esther Arzate
 
 
Desde la década de los sesenta Petróleos Mexicanos (Pemex) y sus 4 subsidiarias han constituido 48 filiales en el país y el extranjero, incluidos paraísos fiscales, como una forma de salvar regulaciones a las que está sujeta en su calidad de paraestatal o de acceder a alianzas público-privadas.
 
Tan sólo en los últimos 2 años la petrolera fundó 7 filiales y aprovechará la flexibilidad que tienen esas empresas para arrancar proyectos relevantes, como la nueva empresa petroquímica en Pajaritos, en sociedad con Mexichem y la construcción del gasoducto Los Ramones, el más importante proyecto de transporte de gas natural de los próximos años.
 
Las filiales son compañías que sirven a Pemex y sus subsidiarias (Pemex Exploración y Producción, Pemex Refinación, Pemex Petroquímica y Pemex Gas y Petroquímica Básica [PGPB]) para distintos fines como importar, exportar o transportar hidrocarburos o petrolíferos; arrendar o construir infraestructura y reasegurar sus activos, entre otros. Están constituidas en México, Estados Unidos, Suiza, Holanda, Inglaterra, España, Islas Caimán y Bahamas.
 
Destacan la reaseguradora Kot Insurance Company; la empresa de infraestructura III Servicios; PMI Comercio Internacional y Mex Gas Internacional Limited, creada en 1993 en Islas Caimán.
 
En los últimos 2 años la paraestatal fundó Ductos y Energéticos del Sureste, Gasoductos del Sureste, Almacenadora de Gas de Jalisco, TAG Pipelines, Gasoducto de Puerto Libertad, Frontera Brownsville LLLC, Campos Maduros SANMA y PMI Field Management Resources, esta última en España.
 
El consultor de Marcos y Asociados, Luis Miguel Labardini, comentó que la constitución de empresas y subsidiarias es una condición natural y es parte de la estructura de cualquier empresa del tamaño de Pemex.
 
Hacia adelante, para desarrollar alianzas público-privadas, Pemex utilizará la flexibilidad de algunas de sus filiales. Mediante su filial PMI Petroquímica, la subsidiaria Pemex Petroquímica fundará Petroquímica Mexicana de Vinilo en una sociedad con la compañía privada Mexichem; Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB) pretende utilizar al menos cuatro filiales en el gasoducto Los Ramones, que requerirá una inversión de hasta 3,000 millones de dólares. Lo hará en asociación también.
 
Recientemente el exdirector de Pemex, Adrián Lajous Vargas, dijo que el uso y abuso de filiales en Los Ramones, donde PGPB prevé participar como socio (30%  de la inversión), es un obstáculo a la competencia y una forma de darle la vuelta a la ley por una ruta peligrosa.
 
En las filiales denominadas Gasoductos de Tamaulipas, Gasoductos Servicios, Ductos y Energéticos del Sureste, Transportadora del Norte, TDF, Almacenadora de Gas de Jalisco, PGPB, por mencionar algunas, mantiene una participación de 50%.
 
Es una de sus facultades
 
Labardini señaló que hay quienes consideran que el uso de las filiales es una forma que tiene Pemex para darle la vuelta a sus obligaciones como entidad pública, pero nunca se ha cuestionado la legalidad de esa figura porque forma parte de sus facultades.
 
A Pemex la conformación de filiales le permite cumplir mejor con sus funciones y tener flexibilidad en sus operaciones, porque como paraestatal está sujeta a controles gubernamentales que le restan celeridad en la toma de decisiones, pero eso no significa que las filiales no estén sujetas a controles y sistemas de reglamentación, agregó.
 
Las filiales no son supervisadas por la Auditoría Superior de la Federación, como ocurre con Pemex y sus 4 subsidiarias.
 
El analista de Solana Consultores, Arturo Carranza, comentó que las filiales ofrecen la ventaja de actuar con más flexibilidad en la contratación porque operan como empresas con objetivos de negocio. Las filiales de Pemex operan alrededor del organismo, pero sin la vigilancia y rigor común que tiene la paraestatal, admitió, luego de insistir en que ejecutar proyectos y operaciones mediante filiales es un camino más flexible y permite reducir plazos de ejecución, aunque también pueden plantear problemas de gobierno corporativo y transparencia.
 
Por eso, expresó, es necesario que en el marco de la reforma energética que se someta al Congreso de la Unión, los legisladores evalúen la pertinencia de modificar el estatus jurídico de Pemex para que pueda operar como una verdadera empresa, con flexibilidad y autonomía presupuestal y operativa.
 
Contar con casi 50 filiales y empresas en las que mantiene participación accionaria podría considerarse excesivo, agregó, pero Pemex no recurriría a tanta filial si tuviera más facilidades para contratar, asociarse y establecer convenios comerciales como otras compañías.
 
En 2012 la ASF recomendó que legisladores revisen el argumento jurídico que utiliza Pemex desde 1988 para operar filiales que conforman el Grupo PMI como empresas instrumentales privadas y reguladas sólo por la legislación de los países en las que están domiciliadas.
 
En el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2010, la ASF manifestó que la revisión es necesaria para promover cambios legislativos que regulen la autorización, presupuesto, operación y control de este tipo de empresas.