Farmacéuticas buscan reducir a meses el desarrollo de la vacuna contra COVID-19
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Farmacéuticas buscan reducir a meses el desarrollo de la vacuna contra COVID-19

COMPARTIR

···
menu-trigger

Farmacéuticas buscan reducir a meses el desarrollo de la vacuna contra COVID-19

bulletAlejandro Cane, jefe de asuntos científicos y médicos para América del Norte de la división de vacunas de Pfizer, indicó que el proceso suele tardar hasta 15 años, pero se busca la colaboración con investigadores para acelerarlo.

Alejandra Rodríguez
20/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La industria farmacéutica busca reducir de 15 años a unos cuantos meses la elaboración de una vacuna contra COVID-19, y la estrategia es trabajar en conjunto compartiendo conocimiento, además de tener un enlace en tiempo real con autoridades sanitarias, indicó la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF).

“Al día de hoy hay más de 110 proyectos de desarrollo de vacunas con diferentes aproximaciones (para) tratar de encontrar soluciones a esta pandemia”, dijo en conferencia Alejandro Cane, jefe de asuntos científicos y médicos para América del Norte de la división de vacunas de Pfizer.

Los procesos en general suelen tardar hasta 15 años, y ahora con la posibilidad de compartir toda la información se cree que se puede tener entre una o más vacunas para 2021, refirió la AMIIF.

“Estamos viendo como nunca el acercamiento de las agencias sanitarias a los grupos desarrolladores de trabajo, si bien se tiene el objetivo de tener la vacuna disponible en 2021, también es importante que no se ha hablado de relajar los atributos de seguridad, calidad y eficacia”, apuntó Fernando Fon, director médico y de asuntos regulatorios de AMIIF.

Los especialistas destacaron que el principal reto será el reducir los procesos de registro sanitario y de disponibilidad a la población, que en el caso de México puede tardar hasta 3 años.

“Lo que se está haciendo es cambiar el concepto de hacer los estudios etapa por etapa, sino tener una forma de tiempo real de cómo se van generando, compartirlo con las autoridad regulatoria para que el feedback sea igual en tiempo real y nos permita juntar los requerimientos para que la vacuna cumpla con ser segura y eficaz”, expuso Cane.

Aclaran que al momento, ninguna de las investigaciones globales de la vacuna se realiza en México.

“Las empresas están identificando de manera global cuáles serán los sitios donde se harán los estudios de investigación, hasta este momento no hay ningún estudio iniciado de éstas empresas globales en México. Sabemos que hay el desarrollo de una vacuna que hay en la UNAM y hay una posibilidad de colaboración, apoyo y acompañamiento en el proceso de investigación clínica”, apuntó María Yolanda Cervantes Apolinar, directora médica de vacunas de GSK.