Falla técnica en motores Rolls-Royce deja sin operación a aeronaves Boeing 787
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Falla técnica en motores Rolls-Royce deja sin operación a aeronaves Boeing 787

COMPARTIR

···

Falla técnica en motores Rolls-Royce deja sin operación a aeronaves Boeing 787

Las fallas de diseño en una pieza de los motores podrían costarle a la empresa más de mil 300 millones de dólares.

Algunas de las compañías que trabajan con ella son British Airways y Virgin Atlantic Airways.

Bloomberg
27/09/2018
Actualización 27/09/2018 - 20:29
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las palas defectuosas de los motores de Rolls-Royce Holdings se están deteriorando más rápido de lo esperado, lo que ha hecho que deban quedarse en tierra más aviones 787 de Boeing para ser sometidos a reparaciones de emergencia.

El descubrimiento afecta a cerca de 120 turbinas Trent 1000 y ha frustrado los esfuerzos para reducir el número de aviones inactivos, elevando la cantidad de aeronaves en tierra para su atención inmediata a poco menos de 40, dijo una persona familiarizada con la situación.

Rolls-Royce descubrió el problema con la turbina de presión intermedia de los 787 después de registrarse problemas con un avión de Air New Zealand en diciembre.

Los reguladores de seguridad aérea publicarán en las próximas semanas un requerimiento formal para las reparaciones, dijo la persona, quien pidió no ser identificada debido a que no se ha dado a conocer ninguna directriz.

"Continuamos gestionando proactivamente una serie de problemas conocidos de durabilidad dentro de nuestra flota de Trent 1000 y hemos avanzado mucho en el rediseño y reemplazo de las partes afectadas", señaló por correo electrónico Rolls-Royce, con sede en Londres, Inglaterra.

"El problema afecta a una minoría de los motores de los 787 a los que aún no se les han reemplazado las palas correspondientes y pueden causar "interrupciones adicionales a corto plazo", dijo la firma.

La compañía ha estado luchando contra una serie de fallas de diseño que podrían costarle más de mil 300 millones de dólares en costos de reparación.

Aerolíneas como British Airways, Virgin Atlantic Airways y Norwegian Air Shuttle ASA se vieron obligadas a alquilar aviones durante el verano mientras los motores eran sometidos a mantenimiento.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea no devolvió las llamadas en busca de comentarios, mientras que la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos dijo que está trabajando en el tema.