Extranjeros ‘fertilizan’ el negocio que abandonaron Pemex y AHMSA
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Extranjeros ‘fertilizan’ el negocio que abandonaron Pemex y AHMSA

COMPARTIR

···

Extranjeros ‘fertilizan’ el negocio que abandonaron Pemex y AHMSA

En México, la producción local de fertilizantes y agroquímicos es prácticamente nula, debido a la falta de materias primas como es el gas natural.

Axel Sánchez
04/06/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La industria nacional de agroquímicos sufre un abandono desde hace 6 años, tiempo en el que firmas extranjeras ganaron este mercado en el país.

Ejemplo de esto es la controversia sobre la venta de la productora de fertilizantes, Agronitrogenados, que en 2013 fue comprada a sobreprecio por Pemex a Altos Hornos de México (AHMSA) –pese a ser una planta chatarra sin operación–.

En México 84 por ciento de los fertilizantes que se demandan son importados y solo el 16 por ciento restante se cubre con producción nacional, debido a que no existe suficiente gas natural para su fabricación.

Ante este panorama, los principales exportadores de fertilizantes y agronitrogenados a México son Rusia con 28.7 por ciento, China con 26 por ciento y 17.4 por ciento proviene de Irán.

En México, la producción local de fertilizantes y agroquímicos es prácticamente nula, debido a la falta de materias primas como es el gas natural indispensable para su fabricación –cuya producción nacional baja en promedio anual 4.3 por ciento en los últimos 6 años – una situación que fue aprovechada por una decena de empresas foráneas.

Se trata de la coreana Samsung C&T, la rusa Uralkali, la alemana K+S, la suiza EuroChem, las estadounidenses Koch y Nitron, la israelí Haifa, la chilena SQM, la noruega Yara y Pacifex que pertenece a la japonesa Marubeni Corporation.

Durante 2018, en ‘tierra azteca’ se produjeron 1.7 millones de toneladas de agroquímicos, 3.3 por ciento menos frente a un año antes y el volumen más bajo desde 2016, muestran datos de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ).

Mientras que en este periodo la importación de agroquímicos hechos en el extranjero por estas firmas, más las compañías nacionales dedicadas a ser importadores de este producto, tales como Ferman, Tepeyac e Isaosa, entre otras, alcanzó un volumen de 5.1 millones de toneladas, 12.6 por ciento más que lo registrado en 2017 y el nivel más alto desde que tiene registro ANIQ.

“La industria nacional cambió desde el sexenio de Ernesto Zedillo donde se prefirió la importación que la producción nacional por menores costos (…) Esto fue aprovechado principalmente por europeos, Rusia es un emporio en fertilizantes”, destacó Gilberto Ortiz, presidente de la rama de hidrocarburos de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

En el mismo sentido, Fluvio Ruiz Alarcón, consultor energético y exconsejero independiente de Pemex, explicó que, por su gran capacidad de extracción de gas natural, Rusia es un importante productor de fertilizantes en el mundo.

“En México es necesario que aumente la producción nacional de gas (materia prima más importante para fertilizantes), lo cual va en conjunto con un plan de refinación y mejora operativa”, destacó.

En el país 68 por ciento de los 22 millones de hectáreas cultivadas utilizan fertilizantes, de los cuales 5.6 millones son de maíz, 1.3 de sorgo y el resto es para frijol y trigo, de acuerdo a estimaciones del Sistema de Información Agropecuaria y Pesquera (SIAP).

“Se aplica principalmente de cultivos de alto nivel de exportación, donde se requiere elevar la calidad de los alimentos, así como en la productividad de la tierra”, destacó Gilberto Ortiz.

El valor del mercado de fertilizantes y agroquímicos en México en 2018 fue de 2 mil 280 millones de dólares, 6.6 por ciento superior a lo registrado un año antes y la mayor cantidad que se reporta en el sector en los últimos cinco años, según datos de la ANIQ.

En el país la demanda de los fertilizantes es alta en México, lo que atrajo a compañías como la noruega Yara, que considera al país como parte importante dentro de su estrategia en la región.

“Buscamos asegurar el retorno de inversión de los productores mexicanos, queremos que sientan que están en buenas manos para nutrir su cultivo y minimizar los riesgos”, dijo Rodrigo Prom, director de marketing para Yara Latinoamérica.

Para la suiza EuroChem, México es parte de su estrategia de crecimiento en la región de Norteamérica, la cual representa 15 por ciento de sus ventas globales anuales.

“En 2018 expandimos nuestra red de distribución en la región, enfocados principalmente en activos líquidos, tenemos almacenamiento en Estados unidos para 500 mil toneladas para mover en la zona, incluido Canadá y México”, destacó la firma en su reporte anual.

Por otro lado, Pacifex pertenece a la empresa japonesa Marubeni Corporation, que en 2013 compró la división de granos y fertilizantes de Gavilon, la cual ya tenía esta división operando en el país.