Empresas

Eva crecerá salas de detección de cáncer de mama

La startup mexicana recibió una ronda de inversión por 3.3 mdd, los cuales utilizará para abrir 160 cabinas de tamizaje para detección de cáncer de mama.

La startup mexicana Eva recibió una ronda de inversión por 3.3 millones de dólares, los cuales se utilizarán para la expansión de sus salas de tamizaje para la detección de riesgo de cáncer de mama.

Cada cabina tiene un costo de 20 mil dólares, por lo que el capital de 3.3 millones de dólares podría cubrir un estimado de 160 nuevas cabinas, informó Julián Ríos Cantú, director general de la firma.

Agregó que incluso su intención es expandir sus servicios en Brasil, Argentina y Estados Unidos.

"Con esta nueva ronda tenemos planes de llevar toda la tecnología de nuestros centros a casi todos los estados de la República en los siguientes 12 meses, si la pandemia nos lo permite, y más allá de México esperamos poder impactar Brasil, Argentina y quizá Estados Unidos", adelantó Ríos Cantú.

Actualmente Eva cuenta con seis cabinas en Ciudad de México, Puebla y Monterrey.

Las salas Eva se pueden identificar como cubos rosados en los pasillos de los centros comerciales, donde al ingresar en solitario una voz te guía durante el estudio que requiere llenar un cuestionario desde una tableta y retirar la ropa del torso hacia arriba.

El estudio lleva unos minutos sin ningún contacto con otro humano y los resultados se entregan en un lapso de 24 a 48 horas.

La startup Eva es un esquema de prevención para el cáncer de mama, cuenta con membresías y seguros para la realización de estudios y contactos médicos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), en México se diagnostican al año unos 27 mil 283 casos de cáncer de mama.

La cabina inteligente de Eva proporciona un estudio de tamizaje que se caracteriza por ser privado, no emite radiación, es sin contacto, con sensibilidad de 95 por ciento y se realiza en menos de 10 minutos.