Esta empresa traerá una fábrica a México por guerra comercial entre EU y China
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Esta empresa traerá una fábrica a México por guerra comercial entre EU y China

COMPARTIR

···
menu-trigger

Esta empresa traerá una fábrica a México por guerra comercial entre EU y China

bulletDometic, fabricante de sistemas de refrigeración, moverá la producción de algunos productos sobre los cuales la Unión Americana aplicó aranceles.

Bloomberg / Niclas Rolander y Niklas Magnusson
23/11/2018
Actualización 23/11/2018 - 7:42
Dometic elabora sistemas de refrigeración
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La empresa sueca Dometic, fabricante de sistemas de refrigeración y aires acondicionados para vehículos recreativos y camiones, abrirá una planta en México como resultado de la guerra comercial contra China que libra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La compañía, que obtiene el 57 por ciento de sus ventas en América, apunta a que la planta abra en marzo próximo y empieza a trasladar parte de la producción de China para evadir nuevos aranceles, afirmó Juan Vargues, máximo ejecutivo de la empresa.

La compañía mantendrá ocupadas sus plantas chinas trasladando al país asiático parte de la fabricación de productos que no figuran en la lista arancelaria de Estados Unidos.

Dometic ya tenía planeado trasladar parte de la producción desde el norte de EU al sur del país o a México, pero la decisión tomada por Trump en septiembre de aplicar aranceles a otros 200 mil millones en productos chinos cambió todo eso.

"Si me hubieran preguntado hace nueve meses, habría dicho que tenemos demasiadas plantas en la parte norte de EU y que tal vez debamos trasladar algo de capacidad a la parte sur del país o al otro lado de la frontera, a México", dijo Vargues. "Pero luego intervino el señor Trump el 24 de septiembre y se tomó la decisión, y entonces el orden de las prioridades cambia".

Ese día entraron en acción los nuevos gravámenes de 10 por ciento en 200 mil millones de dólares en bienes chinos, que subirían 25 por ciento más a partir del próximo 1 de enero.

La planta de México forma parte de una revisión más amplia bajo la cual, según Vargues, se cerrarán algunas de sus 28 instalaciones de producción en todo el mundo.

El directivo tomó el mando de Dometic a fines de 2017 y ahora está planeando un recorte de costos para aumentar la rentabilidad y liberar capital para las adquisiciones, además de ampliar la base de clientes de la compañía.

"No tenemos producción en áreas de bajo costo en América y no puedo vernos como una empresa que solo produce en países de alto costo", explicó el ejecutivo.

"Necesitamos tener plantas de montaje cerca de nuestros clientes. En esta industria, el ajuste a las especificaciones de los clientes es importante y no siempre se puede hacer eso en China para los clientes de Estados Unidos", agregó.