Esta empresa importa cannabidiol a México como alimento
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Esta empresa importa cannabidiol a México como alimento

COMPARTIR

···
menu-trigger

Esta empresa importa cannabidiol a México como alimento

bulletHempMeds es la primera en traer este producto como aceite de CBD de cáñamo, pero le quitó los efectos psicotrópicos de la mariguana.

Redacción
26/03/2018
Actualización 25/03/2018 - 22:07
HempMeds vende el frasco de aceite de cáñamo de 236 mililitros en 6 mil 500 pesos.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La estadounidense HempMeds es la primera empresa en contar con la aprobación para importar cannabidiol (CBD) en México, con su producto Real Scientific Hemp Oil-X, que ingresa al país como si fuera un alimento, debido a que se trata de aceite de CBD de cáñamo, al que se le ha quitado la sustancia psicotrópica de la mariguana.

“Nuestro permiso de comercialización en el país corresponde al de un alimento, ya que no tiene derivados que provocan efectos psicotrópicos en los pacientes, es decir, el THC (la sustancia psicotrófica) fue eliminada en su totalidad”, explicó Carlos González, director de operaciones de la empresa subsidiaria de la estadounidense Medical Marijuana.

Al tener una regulación como alimento, dijo, el aceite de cannabidiol puede ser utilizado por quien lo requiera.

A este producto se le atribuye el alivio de distintos dolores.

El precio del aceite de cáñamo en presentación de 236 mililitros es de 6 mil 500 pesos y el frasco puede tener duración de hasta tres meses, por lo que el gasto anual de tratamiento alcanzaría los 26 mil pesos por persona.

“Como el aceite no es un medicamento y no tiene elementos psicotrópicos, para enviarlo no requerimos de receta a médica. Sin embargo, sugerimos sea dosificado con base en las recomendaciones emitidas por algún médico”, explicó González.

Hasta el momento el producto se importa desde Estados Unidos, ya que en México no está permitida la siembra de la planta de cáñamo. Por esta razón la empresa no tiene planes para abrir oficinas en el país.

“Una vez que la regulación lo permita, sí tenemos pensado una inversión para investigación con la materia prima. Por ahora sólo tenemos en mente investigación sobre la utilidad del aceite en otros padecimientos”, puntualizó.

En 2013 los mexicanos Raúl Elizalde y Mayela Benavides comenzaron una lucha para traer este aceite a México para el tratamiento de su hija Graciela, quien padece epilepsia y sufría hasta 400 convulsiones diarias.

Tras hacer uso de la sustancia, sus ataques disminuyeron a un mínimo de 15 por día.