menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Empresas en México ven mayor riesgo de hackeo por el ‘home office’

COMPARTIR

···
menu-trigger

Empresas en México ven mayor riesgo de hackeo por el ‘home office’

bulletAbriría la puerta a hackers para tratar de infiltrarse en las corporaciones cuando utilizan redes de conexión no seguras.

bulletLos sectores más vulnerables serían el financiero y el comercial.

Ana Luisa Gutiérrez
27/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En México empresas como Bimbo, Google, Telefónica, DiDi, Bimbo, Beat y AT&T, entre otras, se vieron obligadas a enviar a sus empleados a trabajar en modo home office, ante la contingencia sanitaria del coronavirus, lo que abre la puerta a los hackers para tratar de infiltrarse en las corporaciones cuando utilizan redes de conexión no seguras, sobre todo en el sector financiero y comercial.

Rogelio Blanco, director general de la consultora de comunicación LLYC México, explicó que todas las empresas deben estar alerta e informar oportunamente cada una de las acciones que tomen ante la contingencia, así como hacer un uso eficiente y responsable de las tecnologías que se tienen al alcance.

Agregó que otras medidas que deben tomar es asegurarse de que sus colaboradores tengan lo indispensable para poder operar de forma remota, pues esto puede implicar inversiones no previstas, pero en el mediano y largo plazo serán muy redituables.

Jesús Navarro, director general de la consultora de seguridad informática Data Warden, afirmó que las empresas del país no cuentan con las medidas necesarias para implementar el trabajo remoto de manera segura.

“Se debe hacer una toma de conciencia a nivel empresa. Hay que hacerlo ( home office) de manera segura, ver el peligro de la red hacia la casa de los colaboradores viajando a lo largo de una nueva red, el cuidado de información del negocio del cliente de la empresa se debe proteger”, dijo Navarro.

Recordó que laborar vía remota no se trata sólo de dar computadoras al personal, sino contar con una lista de los impactos a los que son vulnerables las empresas en materia de hackeo.

Destacó que es necesario que las compañías habiliten conexiones seguras a los colaboradores, así como mecanismos de identidad, equipos con antivirus para prevenir un malware –un software malicioso que daña el sistema de un equipo–, o un ataque por ransomware (programa que sirve para robar datos).

Ante esto, recordó que en el país sólo el 27 por ciento de los empleadores habilita una red virtual privada (VPN).

Juan Pablo Jiménez, vicepresidente de la firma de tecnología Citrix para Latinoamérica y El Caribe, explicó que el home office aumentará de acuerdo con el desarrollo de COVID-19, por lo que las empresas empezarán a buscar aplicaciones que los ayuden a estar en comunicación constante y proteja sus datos operativos.

“Es cierto, (México) no está al mismo nivel que en otros países la verdad (el uso de home office), a medida de los casos de coronavirus es como suben el trato con clientes; tenemos la experiencia de algunos países, es impresionante la manera en cómo se están moviendo sus clientes a mandarlos a casa y otros que están empezando hasta ahora por el nivel de afectación del virus”, dijo Jiménez.

Ante esto, explicó que las herramientas de las que se valdrán las empresas dependerán del tiempo de la contingencia y del ramo de la compañía, pues por en un primer nivel lo que más usan son aplicaciones de colaboración y comunicación, como son llamadas telefónicas y videoconferencia, además de herramientas básicas tipo Office, para usar hojas de cálculo y escritura, además Google Drive, y la Nube.

Sin embargo, para las compañías del sector bancario o de retail que manejan información sensible requerirán de herramientas más sofisticadas.

“Los clientes buscan muchas aplicaciones de colaboración y comunicación, automáticas como usar hojas de cálculo o procesadores de palabras, todas estas ayudan a un nivel básico, ya en un tercer nivel se necesitan acceder a aplicaciones que ayuden acceder al core de la compañía que está manejando las finanzas o los inventarios o aplicaciones que manejan información del cliente o el core bancario la parte operación de la empresa”, dijo.

Para el directivo general de LLYC México, el uso del esquema de home office, ante COVID-19, será un parteaguas para avanzar en las prácticas de trabajo flexible y remoto en el país, pero la prueba será dar buenos resultados.

Ante esto, Juan Pablo Jiménez dijo que el reto será que las empresas ‘desechen’ la idea de que la gente no trabaja porque está en su hogar, porque contrario a esto, la eficiencia de los colaboradores aumenta, al evitarles el trayecto de casa a la oficina y viceversa.

Por su parte, Jesús Navarro dijo que otros beneficios que trae el teletrabajo es el ahorro de costos operativos para las empresas, desde no tener que pagar por oficinas, ahorrar en servicios de agua y luz.