menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Empresas presentan amparos contra nueva política de Certificados de Energía Limpia

COMPARTIR

···
menu-trigger

Empresas presentan amparos contra nueva política de Certificados de Energía Limpia

bulletLas compañías consideran que las modificaciones a los lineamientos para el otorgamiento de estos documentos desvirtúan su propósito.

Redacción
20/11/2019
Actualización 20/11/2019 - 13:47
Las nuevas medidas -señalan- violentan derechos ambientales y destruyen el valor de activos de proyectos ya en operación.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Empresas de energías renovables solicitaron amparos contra modificaciones a los lineamientos para el otorgamiento de los Certificados de Energía Limpia (CELs) que recientemente realizó la Secretaría de Energía, pues consideran que desvirtúa su propósito.

En un comunicado, firmas que conforman la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex) y la Asociación Mexicana de Energía Eólica (Amdee), señalan que las nuevas medidas violentan derechos ambientales, destruyen el valor de activos de proyectos de energías renovables ya en operación, y sientan un precedente para llevar a cabo modificaciones legales por la vía administrativa que disminuye la confianza de los inversionistas en el país.

"Específicamente, nuestros asociados reclaman que las medidas efectuadas van en contra del derecho fundamental a un medio ambiente sano, una exigencia irrenunciable reconocida tanto por la Constitución como por Tratados Internacionales que México ha suscrito y ratificado y, al mismo tiempo, implican una doble contabilidad de recursos limpios, una distorsión significativa al mercado de CELs y una afectación a proyectos e inversiones en el sector eléctrico que contribuyen al crecimiento económico del país", señalaron en el comunicado.

Agregaron que bajo su forma original, los certificados de este tipo constituyen el principal mecanismo para que México alcance sus metas nacionales e internacionales de generación limpia de electricidad y, por lo tanto, pueda cumplir con las obligaciones de mitigación de cambio climático que adquirió ante la comunidad internacional.

También son una parte integral del mecanismo contractual que permite que México tenga nuevas plantas de energías renovables que fortalecen la seguridad y soberanía energética y reducen drásticamente los costos de generación.