Empresas

¿Big Brother? El padrón de celulares vulnerará la privacidad y convertirá al IFT en un INE

La iniciativa busca regular tarjetas SIM y tener datos biométricos de los usuarios.

La creación de un Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil que contendrá nombre, domicilio y datos biométricos de las personas, pondrá en grave peligro la seguridad y privacidad de los ciudadanos y amenaza con convertir al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) en un Instituto Nacional Electoral (INE), advirtieron expertos.

La semana pasada, la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad la creación del Padrón, así como la regulación de tarjetas SIM de prepago para combatir la extorsión y el secuestro del crimen organizado. La iniciativa fue turnada al Senado, para su análisis y posible aprobación o rechazo.

Rafael Eslava, titular de la Unidad de Concesiones y servicios del IFT, comentó que de acuerdo con la reforma, el órgano regulador de las telecomunicaciones será el encargado de instalar, operar y mantener el Padrón.

Sin embargo, reconoció que el Instituto no está facultado ni técnica ni financieramente para crear un registro.

"El IFT no tiene dentro de su presupuesto para el año que entra visualizado un proyecto de esta envergadura, antes que capacidad técnica, ni siquiera tenemos presupuesto para hacerle frente", comentó.

Agregó que la iniciativa es vulnerable porque los distribuidores autorizados por los operadores de telecomunicaciones deberán almacenar la información, lo que provocaría un riesgo para los ciudadanos.

Jorge Fernando Negrete, presidente de Digital Policy and Law, advirtió que los diputados mezclan las funciones de una autoridad regulatoria como el IFT con una política de seguridad pública, por lo que opinó que lo que se quiere es generar las bases para una Cédula de Identidad Nacional, quitándole el registro de electores al INE.

"Es una clara invitación de tratar de crear una cédula por el tema de los datos biométricos y personales, el antecedente para una cédula de identidad nacional, pero que no metan temas de seguridad", dijo.

Dijo que la iniciativa es una invitación abierta al tráfico de tarjetas SIM para el crimen organizado, pues las podrán importar desde Estados Unidos en donde no existe este padrón.

Por su parte, Luis Fernando García, director ejecutivo de R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales, destacó que la creación y mantenimiento del Padrón tendría un enorme costo económico, tanto para el IFT como para los concesionarios y autorizados de telecomunicaciones, que podría ascender a más de 21 mil millones de pesos, cuyos ingresos podrían ser invertidos en desplegar más infraestructura para cerrar la brecha digital del país.

"Atenta contra el derecho de expresión y más en México en donde hay tantos ataques a la prensa, a personas de derechos humanos. Es no entender el país en el que vivimos, en donde la diferencia entre la delincuencia organizada y el Estado es inexistente o al menos borrosa", advirtió el directivo de R3D.

Además, recordó que dicha iniciativa es una política reeditada de Renaut, diseñada en el gobierno de Felipe Calderón e impulsada por Genaro García Luna, la cual sólo sirvió para aumentar en 40 por ciento la extorsión, pues los datos de los usuarios se filtraron en el mercado negro y se vendía en 500 pesos.

Destacó que las autoridades cuentan con herramientas para investigar delitos como la extorsión, a través del historial de llamadas, con el que es posible saber la fecha y hora y ubicación geográfica de los delincuentes.

Los expertos coincidieron que esta medida sólo se ha implementado en naciones que pertenecen a un régimen totalitario: Afganistán, Irán, Irak, Rusia, China, pues en ningún país democrático se exige la entrega de datos biométricos para la compra de un chip de telefonía móvil.

Ven rezago en telefonía móvil

El Padrón desconectaría a muchos usuarios al no estar de acuerdo en otorgar sus datos personales y no contar con alguna identificación oficial para realizar el trámite, por lo que rezagará a grupos vulnerables como personas de edad avanzada, a la población rural y a quienes no tienen algún documento oficial.

Negrete aseguró que este tipo de iniciativas son el resultado de una falta de estrategia digital en el país.