Empresas

DiDi quiere 'entrarle' a los autos eléctricos y se asocia con el fabricante BYD

La cantidad de autos que se producirán aún está por determinarse ya que se someten a pruebas, destacó una fuente consultadas por Bloomberg. ¿De qué se trata?

El gigante chino de transporte compartido DiDi se está asociando con el fabricante de automóviles BYD para producir vehículos eléctricos personalizados para su negocio de transporte, según personas familiarizadas con el tema.

Las dos compañías ya produjeron un lote de prueba del automóvil eléctrico personalizado, precisaron las fuentes, que pidieron no ser identificadas porque los detalles son privados.

La cantidad de autos que se producirán aún está por determinarse ya que se someten a pruebas, destacó una de las personas.


Los representantes de DiDi y BYD se negaron a comentar. Reuters informó sobre la asociación el lunes temprano.

DiDi señaló ya en 2018 su intención de asociarse con fabricantes de automóviles para producir vehículos eléctricos personalizados para su servicio de transporte compartido, que domina en China y cuenta con Uber como inversor.

Más de 969 mil vehículos eléctricos se han registrado en su servicio de transporte de pasajeros, lo que representa alrededor de un tercio del total de propietarios de vehículos eléctricos en todo el país, según mostró un informe publicado por la compañía en abril.

DiDi planea lanzar el primer lote de vehículos eléctricos personalizados a los socios de la flota en todo el país para fines de 2020, precisó otra persona familiarizada con el asunto.


Fabricar y utilizar sus propios coches permitiría a la compañía gestionar mejor la calidad de los vehículos que ofrece. También le permitiría tener un mayor control sobre su flota de conductores.

Actualmente, las personas pueden alquilar un automóvil en una empresa de arrendamiento externa y luego usar ese automóvil para conducir para DiDi. Al poseer y administrar los autos por sí mismo, la empresa también puede controlar mejor a los conductores.

La medida también puede preparar a DiDi para el cambio hacia vehículos autónomos en algún momento en el futuro, cuando probablemente deba tomar el control total de su flota.

BYD, uno de los jugadores de vehículos eléctricos más grandes y establecidos de China, vendió 451 mil coches el año pasado. Berkshire Hathaway, de Warren Buffett, es el mayor accionista de las acciones que cotizan en Hong Kong, con una participación del 24.6 por ciento. El inversionista multimillonario apostó por BYD dos años antes de que Tesla cotizara en Nueva York.