Derechohabientes del IMSS denuncian falta de pruebas de calidad en medicamentos contra VIH
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Derechohabientes del IMSS denuncian falta de pruebas de calidad en medicamentos contra VIH

COMPARTIR

···

Derechohabientes del IMSS denuncian falta de pruebas de calidad en medicamentos contra VIH

Luis Adrián Quiroz, coordinador de derechohabientes con VIH, dijo que los medicamentos manufacturados por Sandoz y Landsteiner no cumplen con la NOM 177 de presentar pruebas de biocomparabilidad e intercambiabilidad.

Alejandra Rodríguez
13/03/2019
Actualización 13/03/2019 - 17:05
Medicamentos
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La coordinación de derechohabientes viviendo con VIH/SIDA del Instituto Mexicano del Seguro Social (DVVIMSS) denunció este miércoles que el Seguro Popular está por llamar a licitación medicamentos que no han comprobado seguridad y eficacia para el tratamiento del VIH.

Estas también son conocidas como pruebas de biocomparabilidad e intercambiabilidad.

Luis Adrián Quiroz, coordinador del DVVIMSS, dijo que los medicamentos de sustancia activa Tenofovir Disoproxil Succinato y Darunavir, manufacturados por Sandoz y Landsteiner, no cumplen con la NOM 177 de presentar pruebas de biocomparabilidad e intercambiabilidad con relación al tratamiento de patente.

“No estamos en contra de los genéricos, solo quiero que nos demuestren que los fármacos son de calidad, seguro y eficaz”, pronunció Quiroz.

Los tratamientos arriba mencionados recibieron su clave de acceso a cuadro básico de medicamentos en el primer semestre del 2018, y a finales del año pasado el IMSS realizó la primera compra de estos, los cuales se han suministrado a pacientes desde el pasado diciembre.

Quiroz denunció que en estos poco más de tres meses que los tratamientos han atendido pacientes del IMSS, no se tiene reporte de farmacovigilancia por efectos secundarios.

“Cuando una persona se acerca y le dice al médico que le está doliendo la cabeza de más o (tiene) sarpullido, lo atribuyen como normal. Los médicos han expresado que a ellos los sancionan por hacer y reportar farmacovigilancia”, expresó Quiroz.

Anteriormente las instituciones compraban el Tenofovir al laboratorio Stendhal a un precio de 2 mil 60 pesos por unidad.

Con la entrada de los genéricos y biocomparables de Sandoz y Landsteiner, los precios pasaron a un promedio de mil 628.10 pesos por unidad, una reducción del 21 por ciento.

“Los estudios clínicos de bioequivalencia para los dos medicamentos se hicieron en México en 56 sujetos mexicanos en el año 2016 y 2017”, dijo en entrevista con El Financiero, Katia Pineda, director médico de Sandoz.

Agregó que los dos productos se distribuyen en 27 países a nivel mundial y no han tenido ningún reporte de efecto adverso o falta de eficacia.