Dennis Muilenburg, CEO de Boeing, presenta su renuncia tras crisis por modelo 737 MAX
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Dennis Muilenburg, CEO de Boeing, presenta su renuncia tras crisis por modelo 737 MAX

COMPARTIR

···
menu-trigger

Dennis Muilenburg, CEO de Boeing, presenta su renuncia tras crisis por modelo 737 MAX

bulletEn su lugar fue nombrado David Calhoun, y Lawrence Kellner será el nuevo presidente de la junta, informó la empresa.

Bloomberg news
23/12/2019
Actualización 23/12/2019 - 8:51
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El CEO de Boeing, Dennis Muilenburg, renunció este lunes.

La compañía nombró en el lugar de Muilenburg a David Calhoun, y a Lawrence Kellner como presidente de la junta.

El director financiero Greg Smith se desempeñará como CEO interino durante un breve periodo de transición.

"La junta directiva decidió que era necesario un cambio en el liderazgo para restablecer la confianza en la empresa a medida que trabaja para reparar las relaciones con los reguladores, los clientes y todos los demás interesados", dijo Boeing en un comunicado.

Esto se da tras la crisis que ha sufrido la empresa por las fallas en el modelo 737 MAX.

El 28 de octubre de 2018, un avión 737 de la aerolínea Lion Air se estrelló en el Mar de Java, en Indonesia, mientras volaba desde Yakarta hasta Pangkalpinang.

El 10 de marzo de 2019, un Boeing 737 de la aerolínea Ethiopian Airlines se desplomó poco después de despegar de Adís Abeba.

La partida de Muilenburg culmina una caída en desgracia extraordinaria para el hijo de un granjero de Iowa que había soñado con convertir a Boeing en un modelo corporativo admirado mundialmente, tal como lo hizo Jack Welch para General Electric.

Durante dos años como CEO, Muilenburg parecía tener el 'toque de Midas'. Luego, un nuevo Lion Air 737 MAX cayó en el Mar de Java el 29 de octubre de 2018.

Si bien el diseño del avión se estableció en gran medida antes de que Muilenburg se convirtiera en CEO, asumió la responsabilidad de la respuesta de la compañía, y la tormenta de fuego de los medios que se produjo cuando un segundo MAX se estrelló menos de cinco meses después en Etiopía.

Más tarde describiría las tragedias de MAX como los momentos más difíciles de una carrera que abarca más de tres décadas, todo en Boeing.

El desarrollo del MAX está siendo investigado por el Departamento de Justicia y Congreso de los Estados Unidos.

Un piloto de Boeing de alto rango que trabajaba en el 737 MAX hace tres años durante su certificación expresó sus dudas sobre una característica que ya estaba implicada en los accidentes, y calificó su desempeño de manejo como "atroz", según los mensajes de 2016 revelados el 18 de octubre.

Muilenburg se unió a Boeing de la Universidad Estatal de Iowa como pasante en 1985. Durante las siguientes tres décadas, el ingeniero aeroespacial ascendió a puestos cada vez más prominentes en el negocio de defensa del fabricante con sede en Chicago.

Como jefe de la división, realizó recortes profundos para mantener las ganancias cuando el gasto del Pentágono estaba estancado.