Declaran en bancarrota a Oro Negro
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Declaran en bancarrota a Oro Negro

COMPARTIR

···

Declaran en bancarrota a Oro Negro

El juez segundo de distrito en materia civil en la CDMX detalla que ahora la autoridad tendrá que enajenar los activos que no estén bajo juicio.

Redacción
14/06/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La petrolera Oro Negro fue declarada en quiebra este viernes por el poder judicial de la federación al no alcanzar un acuerdo con los acreedores de su deuda en el periodo de conciliación, ni en la prórroga que se les dio con el mismo fin.

En la sentencia de concurso mercantil del juez segundo de distrito en materia civil en la Ciudad de México, con registro 345/2017, detalla que ahora la autoridad tendrá que hacer una enajenación de activos que no estén bajo un juicio.

“Se ordena al síndico que sea designado proceda en términos del artículo 197 de Ley de Concursos Mercantiles a la enajenación de los bienes y derechos que integran la masa concursal, procurando obtener el mayor producto posible, a fin de hacer el pago a los acreedores”, indica en el dictamen.

Sobre aquellos activos que estén en juicio, la ley marca que el representante de Oro Negro deberá seguir esos procesos, informando sobre su resolución a la autoridad.

A inicios de la semana, la firma proveedora de plataformas petroleras interpuso una demanda en una Corte de Estados Unidos a los tenedores de su deuda que alegan el pago vía liquidación de la misma.

Al respecto, una fuente cercana a ellos aseguró que "es una demanda mediática (...) muestra la desesperación después de perder todo en México".

De acuerdo con el columnista de El Financiero, Darío Celis, la demanda sería por conspiración e incluiría tanto a los tenedores de diversos fondos de inversión, como a Pemex, a quienes se les exige un pago de 900 millones de dólares.

Sin embargo, apenas a finales de mayo, un juez ordenó a Oro Negro ceder sus plataformas a los tenedores de bonos por el pago pendiente de 950 millones de dólares, aunque no se ha cumplido la sentencia.