Ve IP daño invaluable al país por cancelación de planta de Constellation Brands
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ve IP daño invaluable al país por cancelación de planta de Constellation Brands

COMPARTIR

···
menu-trigger

Ve IP daño invaluable al país por cancelación de planta de Constellation Brands

bulletEl Consejo Coordinador Empresarial y la Confederación Patronal de la República Mexicana indicaron que con esto, el Gobierno envía una señal negativa para la confianza de los inversionistas.

Redacción
23/03/2020
Actualización 24/03/2020 - 6:10
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El sector privado consideró que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador está empeñado en destruir la confianza para la inversión, como lo refleja la cancelación de la planta de Constellation Brands, decisión que tendrá un impacto incalculable para la economía nacional, advirtió Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“El Gobierno federal está empeñado en destruir la posibilidad de generar confianza a los inversionistas nacionales y extranjeros, lo que finalmente afectará a la población más vulnerable de nuestro país, que tendrá menos acceso a oportunidades de empleo y bienestar”, dijo.

El proyecto de la planta cervecera de Constellation Brands, en Mexicali, Baja California, llevaba más de 60 por ciento de avance, con una inversión de 900 millones de dólares de mil 400 millones estimados.

La generación de empleo era amplia por el tamaño de la cadena de valor en donde involucraban a la agricultura, el transporte, la fabricación de cartón, hojalata y luego el producto se exportaba y generaría divisas.

“Todo esto, haz de cuenta que lo tiramos a la basura”, señaló el presidente del CCE en entrevista con El Financiero Bloomberg.

Expuso que la supuesta consulta realizada el fin de semana, donde 76.1 por ciento de la población rechazó el proyecto, no tuvo ningún sustento jurídico; se realizó sin ninguna de las previsiones que marca la ley para consultar a la ciudadanía, y de ninguna manera puede ser vinculante porque solo consiguió la participación de un porcentaje menor al 5 por ciento de los ciudadanos, y se realizó violando un amparo de un juez sobre la seguridad sanitaria de las personas ante la pandemia del COVID-19.

“En un contexto internacional de crisis, en el que necesitamos más que nunca de la inversión privada, el daño generado al futuro de nuestra economía es incalculable”, indicó Salazar Lomelín.

El lunes, el Consejo Coordinador Empresarial señaló, a través de un comunicado, que la empresa había cumplido con todos los permisos y obligaciones, por lo que no existe ninguna razón que justifique la cancelación de la obra.

"(La decisión) violenta la legalidad y el Estado de Derecho; daña a la comunidad y a los trabajadores; y es una pésima señal de que las reglas democráticas no se respetan en México", señaló a través de comunicado.

En este sentido, Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), dijo que “la señal que esta administración envía con la realización de esta consulta es muy grave".

"A los posibles inversores muestra un marco normativo débil, manipulado por intereses políticos y populistas que brindan poca confiabilidad en el gobierno. En el mundo empresarial, la confianza es tan importante como en la vida privada. Cuando se pierde es muy difícil volver a recuperarla”, señaló.

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló el lunes que hablará con quien sea necesario, incluidos los dueños de la planta cervecera de Constellation Brands, debido a la cancelación de la obra en Mexicali.

"Hay que respetar la decisión de la gente. Yo creo que ellos van a entender (...), tenemos que escuchar a la gente y gobernar con el mandato popular (...) Ahora se hace la consulta y ahí está el resultado, yo voy a hablar con, si es necesario, los dueños de la empresa, para darles mi punto de vista", apuntó.

Previamente, Diana Álvarez, subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, informó que el 76.1 por ciento de las personas que votaron en Mexicali, Baja California, sobre la construcción de la planta cervecera estuvieron en contra.

Durante la jornada del fin de semana, votaron en total 36 mil 781 personas, apuntó la subsecretaria. De estas, 23.2 por ciento, es decir, 8 mil 547 ciudadanos, estuvieron a favor de la continuación del proyecto. En cambio, 76.1 por ciento, es decir, 27 mil 973, votaron en contra.

"Con respecto a estos resultados, como consecuencia, la Conagua ya no dará los permisos correspondientes que estaban pendientes para la operación de la planta y de inmediato el Gobierno federal se va poner en contacto con la empresa para buscar opciones para subsanar los daños", comentó Álvarez.

Para Raymundo Tenorio, profesor emérito del Tec de Monterrey, “esto va a provocar un conflicto dentro del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y con la Unión Europea porque se rompe lo convenido en los capítulos correspondientes a la protección de la inversión extranjera y va a llevar años.

"El conflicto es que la empresa va a buscar la indemnización”, agregó.

Al respecto, Salazar Lomelín aseguró que la empresa buscará tratar la controversia a través de los vehículos contemplados en el T-MEC.

El problema con la planta de Constellation Brands es político y no de agua, advirtió este lunes el Consejo Consultivo del Agua al tiempo que reconoció que la inversión ayudaría a mejorar las condiciones de bienestar en la región.

Al igual que las principales cúpulas empresariales, consideró que el movimiento en contra del establecimiento de esa empresa en Mexicali, Baja California, es violatorio del marco legal vigente y genera un entorno de incertidumbre jurídica.

“Tal y como lo señalamos en su momento y a petición del Instituto Electoral del Estado, la problemática no se sustenta científicamente en temas derivados de un problema de abastecimiento de agua que provocaría la operación de la planta, ni ningún tipo de estrés hídrico.

"Tampoco iría contra el derecho humano al agua para las comunidades marginadas, como lo ha establecido la Comisión Nacional de Derechos Humanos, algunos medios de comunicación y otros grupos”, señaló en un comunicado.

Expone que un estudio del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), señaló que el proyecto no implica un riesgo para el abastecimiento o disponibilidad de agua en la región, ya que el volumen anual que existe en el Valle de Mexicali y en la ciudad equivale a 2.95 mil millones de metros cúbicos; mientras que la compañía sólo utilizaría 1.75 millones de metros cúbicos, es decir 0.016 por ciento

Sobre este tema, el CCE afirmó en su comunicado que la discusión sobre el agua en Mexicali "ha sido manipulada con datos incorrectos por parte de activistas y autoridades mal intencionadas.

Con información de Guillermo Castañares y Leticia Hernández.