Constructoras, listas para regresar a la 'nueva normalidad' según plan de reactivación: CMIC
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Constructoras, listas para regresar a la 'nueva normalidad' según plan de reactivación: CMIC

COMPARTIR

···
menu-trigger

Constructoras, listas para regresar a la 'nueva normalidad' según plan de reactivación: CMIC

bulletLa industria está lista con protocolos para proteger a los trabajadores, afirmó Eduardo Ramírez, presidente nacional de la cámara.

Fernando Navarrete
13/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La industria de la construcción se encuentra lista y con los protocolos y capacitaciones necesarias para la reapertura económica, indicó este miércoles en entrevista Eduardo Ramírez Leal, presidente nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Ramírez Leal apuntó que, aunque la industria regresa en números negativos-un decrecimiento de casi 8 por ciento en el primer trimestre y más de 3 mil empresas seriamente afectadas por el daño económico de la pandemia-, está lista.

“Regresar a esta nueva normalidad nos trae una serie de retos, primero sí lo celebramos, pero en nuestra industria ya estábamos listos con protocolos para proteger en las obras de construcción a los trabajadores”, dijo.

Las más de 12 mil empresas afiliadas a la CMIC celebraron la decisión del Consejo de Salubridad General de incorporar a la construcción como actividad esencial en el plan de reactivación económica por el coronavirus, mismo que arrancará a partir del 18 de mayo.

La industria de la construcción no fue considerada actividad esencial con el primer acuerdo decretado por el Consejo General de Salubridad el 30 de marzo, por lo que muchas empresas constructoras tuvieron que parar sus operaciones, a excepción de la industria cementera, del vidrio y el acero, a quienes se flexibilizaron las medidas de producción, principalmente a aquellas con participación en contratos de obra pública.

Este miércoles se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la incorporación de la construcción, minería y automotriz dentro de las actividades esenciales durante la pandemia, por lo que las empresas dedicadas a estos ramos deberán atender los lineamientos sanitarios de las autoridades de salud.

En conferencia de prensa, la secretaria de Economía, Graciela Márquez, detalló que el regreso de actividades se realizará en tres fases: la primera, a partir del 18 de mayo en 269 municipios de 15 estados que no tienen contagios ni colindancia con municipios con casos de COVID-19.

La segunda etapa, que irá del 18 al 31 de mayo con un periodo de preparación y capacitación en los centros de trabajo para prevenir contagios, y finalmente una tercera etapa que iniciará a partir del 1 de junio, con un semáforo para organizar la reapertura de actividades de manera gradual.

En ese sentido, Ramírez Leal detalló que entre los protocolos que se llevan a cabo dentro de las obras destacan el traslado de los trabajadores a las obras desde su casa, con transporte propio o privado.

Además de proveerlos de insumos como cubrebocas, gel antibacterial, mantener la sana distancia y establecer protocolos para la logística y recepción de materiales de la construcción como acero, cemento, madera y vidrio, con revisiones previas a su ingreso.

“Todo esto va a cambiar la forma de trabajar en las obras y los procedimientos constructivos. Se va a modificar también el programa de ejecución de obra -misma que se realizará en mayor tiempo- ya que la producción de los trabajadores se verá interrumpida en el transcurso de la jornada por las medidas sanitarias”, explicó.

Además recordó que la construcción es una actividad que aporta cerca del 8 por ciento del PIB nacional, genera más de 6 millones de empleos e impacta a 183 de 262 ramas productivas de la economía, por lo que insistió en abrir la participación de la iniciativa privada en el proceso, agilizar la inversión en infraestructura y apoyar la formalidad.

“Si las condiciones se dan para mejor en materia de infraestructura vamos a ser un termómetro en la economía, si la construcción está bien a finales del año podemos mejorar el tema de números de crecimiento y aportación al PIB”, destacó.