Con o sin TLCAN, Quebec inyecta millones en sector manufacturero
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Con o sin TLCAN, Quebec inyecta millones en sector manufacturero

COMPARTIR

···
menu-trigger

Con o sin TLCAN, Quebec inyecta millones en sector manufacturero

bulletLa incertidumbre en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte obliga al Gobierno canadiense a seguir la tendencia global hacia la automatización.

Bloomberg Por Sandrine Rastello
29/03/2018
Quebec invierte millones en sector manufacturero
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El futuro de la relación comercial de Canadá con Estados Unidos está en el limbo, pero eso no impidió que Robert Belanger invirtiera 3.6 millones de dólares canadienses (2.8 millones de dólares) para mejorar su planta de telas en Quebec.

Las nuevas máquinas de tejido y un sistema de teñido de última generación están ayudando a su empresa, Belt-Tech, a producir la cantidad de lona utilizada en cinturones de seguridad y correas para cumplir con un aumento del 30 por ciento en los pedidos de la industria automotriz norteamericana.

Parte del financiamiento provino del Gobierno de Quebec, que está presionando a los fabricantes para que modernicen sus fábricas a pesar de las incertidumbres que rodean la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

"No puedo decirle a mi cliente: 'disculpe pero estoy esperando a que concluyan las negociaciones del TLCAN, antes de invertir para entregarle el producto que necesita hoy'", dijo en una entrevista telefónica Belanger, máximo ejecutivo de Belt-Tech. "Tengo que seguir adelante", aseveró.

Mientras el Gobierno federal de Canadá comienza a enfocarse en hacer que las empresas sean más competitivas, la entidad de propiedad provincial Investissement Quebec lleva más de un año en una iniciativa destinada a impulsar la inversión en robótica y tecnología.

Después de 18 meses, la mitad del tiempo esperado, gastó casi la totalidad de los 825 millones de dólares canadienses asignados a préstamos y garantías de préstamos para innovación manufacturera, según el presidente de la agencia, Pierre Gabriel Côté.

Sin embargo, a la provincia le queda mucho por hacer. Menos del 20 por ciento de los fabricantes de Quebec han automatizado al menos la mitad de sus operaciones, en comparación con alrededor del 50 por ciento en Estados Unidos, dijo Côté.

A nivel nacional, el nivel de automatización de Canadá supera al de Francia y Reino Unido, pero se ubica detrás de Alemania y Corea del Sur. Con la advertencia del Banco de Canadá de que las incertidumbres comerciales están frenando la inversión, no está claro cuán rápidamente pueda ponerse al día la nación del norte.

El enfoque práctico de Quebec, que incluye seminarios, videos y visitas guiadas de las mejores compañías para empresarios, también tiene como objetivo romper el hábito de los fabricantes de dejar que la debilidad del dólar canadiense se encargue de los desafíos de la competitividad.

La moneda canadiense ha sido uno de las de peor desempeño entre las principales divisas en los últimos seis meses, lo que da a los exportadores una ventaja artificial.

"El efecto de la tasa de cambio siempre ha sido negativo para la adopción de tecnología, porque la gente solía decir 'estoy ganando dinero sin importar nada’”, dijo Côté en una entrevista. "Este es un molde que estamos rompiendo".

La moneda débil, la demanda vigorosa al sur de la frontera y un repunte de los precios del petróleo han sido una gran ayuda para la producción industrial de Canadá, que se concentra en Ontario y Quebec. Y hay signos de que la automatización se ha intensificado en la provincia francófona.

Una encuesta de 2017 del Banco de Desarrollo Empresarial de Canadá mostró que el 45 por ciento de las firmas manufactureras en Quebec había implementado tecnologías digitales, en comparación con el 39 por ciento en Ontario y el 35 por ciento en Alberta.

El mercado laboral actual de Quebec hace que sea más fácil seguir la tendencia global hacia la automatización, según el Institut du Quebec, una firma de estudios económicos. Su población está envejeciendo, el desempleo ronda un mínimo histórico y las empresas no logran encontrar trabajadores.

Las vacantes en el sector manufacturero aumentaron un 53 por ciento en el tercer trimestre respecto del año anterior, detalló Mia Homsy, directora del instituto.

En terreno, el emprendedor tecnológico de la ciudad de Quebec, Alexandre Leclerc, ha visto evolucionar la industria manufacturera en los tres años desde que creó Poka, una plataforma en línea para que los trabajadores puedan registrar problemas o consultar videos tutoriales sobre máquinas en fábricas.

"Cuando comenzamos no había iPads en las fábricas ni tablets, ni wifi. Sí, había equipos automáticos, pero no había infraestructura para soportar otras plataformas tecnológicas", precisó Leclerc, cuya firma presta servicios a 200 fábricas en Quebec, casi la mitad de un total de 450.

Aun así, Louis Duhamel, asesor estratégico de Deloitte que ha realizado docenas de presentaciones a fabricantes de todo Quebec, advierte que la provincia solo está dando los primeros pasos hacia la próxima revolución industrial, que se basará en la digitalización avanzada y la conectividad.

Las empresas están empezando a instalar sensores en sus fábricas para recopilar datos sobre temperatura o humedad, por ejemplo, pero pocos se están ajustando a ella automáticamente o utilizando datos de los clientes para optimizar sus productos.

"Muchas empresas están avanzando, pero no lo suficiente. Los chinos están transformando por completo su sector manufacturero, pronto saltarán al hielo", dijo usando una metáfora del hockey sobre entrar en la dinámica. "¿Qué haremos si no hemos realizado las inversiones requeridas?".