Empresas

Coca-Cola le dice adiós al plástico en EU: apuesta por botellas recicladas

Las nuevas botellas serán de PET 100 por ciento reciclado, o rPET, y se lanzarán este mes en el noroeste de dicho país.

Coca-Cola está introduciendo botellas de plástico 100 por ciento recicladas en Estados Unidos, un cambio importante en su estrategia de sostenibilidad.

La compañía responsable de más contaminación plástica que cualquier otra, según la campaña 'Break Free From Plastic', una vez abogó por botellas de origen vegetal que no utilizan insumos de combustibles fósiles. Su nuevo enfoque, apunta Coca-Cola, es un paso sustancial en la lucha contra los desechos plásticos que obstruyen las vías fluviales del mundo.

Las nuevas botellas de Coca-Cola recicladas reducirán el uso de plástico nuevo de la compañía en más de un 20 por ciento en su cartera de América del Norte en comparación con 2018, según la empresa.


Alpa Sutaria, vicepresidente y gerente general de sustentabilidad de Coca-Cola, comentó que este es un cambio en la forma en que la compañía reduce los desechos. "La realidad es que ese material vegetal, cuando se convierte en plástico, es realmente un plástico virgen", explicó. Eso es algo que los consumidores ya no defenderán, añadió Sutaria, en lugar de decirles a las empresas que quieren opciones reutilizables y recicladas.

Coca-Cola se comprometió en 2018 a hacer el 100 por ciento de sus envases reciclables para 2025, y a utilizar 50 por ciento de material reciclado en botellas y latas para 2030. Al año siguiente, anunció que Suecia se convertiría en el primer mercado donde se venderán todos sus productos en botellas de plástico totalmente recicladas.

La compañía está presentando una nueva botella de 13.2 onzas hecha de PET 100 por ciento reciclado, o rPET, además de fabricar botellas de 20 onzas hechas de rPET. Sutaria añadió que el cambio de tamaño es en parte una reacción a los comentarios de los consumidores de que las botellas de 20 onzas pueden ser demasiado, pero las latas de 12 onzas demasiado poco. Las nuevas botellas se lanzarán este mes en el noreste, mientras que llegarán a Florida y California y luego a todo el país más adelante en el año.

El nuevo artículo costará 1.59 dólares sin impuestos, en comparación con una botella de 20 onzas que cuesta alrededor de 1.99 dólares. Sutaria dijo que el costo de las botellas de rPET será el mismo que el del plástico regular. La compañía también está cambiando Sprite a un empaque completamente transparente para fines de 2022 para facilitar el reciclaje de las botellas.


El primer movimiento de Coca-Cola para utilizar botellas a base de plantas en 2009 fue pionero, declaró Julia Attwood, líder de la investigación de materiales avanzados de BloombergNEF. Los avances tecnológicos ahora permiten botellas que están hechas 100 por ciento de materia vegetal, en comparación con aproximadamente el 30 por ciento cuando Coca-Cola comenzó a usarlas.

El último alejamiento de la compañía del plástico de origen vegetal podría significar un gran cambio para el resto de la industria de bebidas, destacó Attwood. "Que el campeón de la botella de base biológica esencialmente la abandone es una gran señal de cómo la economía circular se moverá primero", declaró.

Attwood aseguró que desde el punto de vista de las emisiones, las botellas de base biológica son mejores que las recicladas, ya que esta última todavía se deriva del petróleo. Pero el impacto del carbono de las botellas 100 por ciento rPET es mucho menor que el del plástico normal. "Básicamente, se reduce la huella de carbono a más de la mitad al utilizar 100 por ciento de material reciclado, y el costo no es significativamente mayor", dijo.

Sin embargo, siguen existiendo obstáculos importantes en el mercado de reciclaje estadounidense, incluida una amplia gama de políticas diferentes que existen a nivel estatal y local. Sutaria señaló que las empresas deben encontrar formas locales y nacionales de implementar el reciclaje.

"Si pudiéramos lograr que ocurra más reciclaje, entonces podríamos lograr que más de las cosas que se reciclan se conviertan en materiales realmente limpios que se puedan reutilizar, y las cosas serán mucho más fáciles", puntualizó Sutaria.