Empresas

CMIC propone 370 mil mdp para inversión en 264 obras en México

Ven 179 proyectos de comunicaciones, 40 hídricos y 32 serían desarrollos urbanos.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), en colaboración con organizaciones empresariales y gobiernos estatales, entregó al Ejecutivo una propuesta para la construcción de 264 obras de infraestructura en el país, que implicarían una inversión cercana a los 370 mil millones de pesos.

"Hay una gran oportunidad para inversión privada y el gobierno tiene que ponerla como una herramienta muy importante por las necesidades que hoy se tienen en el país", dijo en entrevista, Eduardo Ramírez Leal, presidente nacional de la CMIC.

Agregó que se trata de proyectos viables y estratégicos para diferentes actividades del país como la agricultura, la pesca, industria, ganadería y carretera, en general, en la que se busca propiciar la participación de la iniciativa privada más allá de los grandes proyectos que son prioridad del actual gobierno como el Tren Maya o el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía.

"Algunos tienen ya estudios técnicos de construcción, algunos tienen manifiesto de impacto ambiental, a otros les falta la socialización o revisar si se pueden programar como obra pública", dijo.

El 70 por ciento de las obras por monto podrían ser Asociaciones Público Privadas (APPs).

Del total de proyectos, las cinco entidades que concentran mayor número de recursos son Querétaro (40 mil 949 millones de pesos), Ciudad de México (40 mil 535 millones de pesos), Sinaloa (35 mil 701 millones de pesos), Jalisco (32 mil 793 millones de pesos) y San Luis Potosí (30 mil 872 millones de pesos).

"El gobierno está admitiendo cada vez más obras que tendrán que ser concesionadas con una fuente de repago bien estudiada y que no genere deuda al país", comentó.

Enfatizó que la propuesta está encaminada a establecer mesas de diálogo con el gobierno para analizar cuáles de estos proyectos, que van desde libramientos carreteros, distribuidores viales, terminales intermodales, carreteras, puertos, entre otros, se pueden programar en el 2022 y 2023 como obra pública, y en aquellas en las que la IP esté más interesada en invertir lo más rápido posible.

La propuesta, se entregó el martes pasado a Víctor González Escobar de la Oficina de la Presidencia de la República.

"No podemos decir un número de las que ya se pueden iniciar hasta que no existan las mesas de discusión con Hacienda y la dependencia que le corresponda para ver la posibilidad de hacerlas en el 2021, 2022 o 2023", aclaró.

Menos recursos y más retos

Las obras insignia del gobierno federal –el Tren Maya, Santa Lucía y la Refinería de Dos Bocas– concentran la mayoría de los recursos asignados en el presupuesto de 2021 en infraestructura, situación que plantea más retos a la industria de la construcción, con menos recursos para incorporar a las micro, pequeñas y medianas empresas.

"La industria de la construcción va a tener otra vez que enfrentar muy pocas oportunidades en temas de recursos públicos, hay muy pocos recursos en la SCT, en Conagua hay un incremento pequeño", dijo Ramírez Leal.

En el PEF 2021, al Tren Maya se le asignaron recursos 48.5 por ciento más recursos que en 2020, mientras que para el Aeropuerto de Santa Lucía, el alza fue de casi 297 por ciento.  "En todo el país hay un rezago muy importante de infraestructura y esperamos más recursos a las dependencias para atender la necesidad de proyectos", comentó.