Resaltan que cierre de agroindustria por COVID-19 afectó gravemente el sector cervecero
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Resaltan que cierre de agroindustria por COVID-19 afectó gravemente el sector cervecero

COMPARTIR

···
menu-trigger

Resaltan que cierre de agroindustria por COVID-19 afectó gravemente el sector cervecero

bulletAntonio Mascarúa, presidente de la Industria Cervecera, dijo también que esa industria no cerró en casi ningún país del mundo a pesar de la presencia mundial del coronavirus.

Notimex
14/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El cierre de la industria cervecera tomó por sorpresa a dicho sector en México, además de que la emergencia sanitaria causada por el coronavirus ha significado un golpe económico muy fuerte para esta, afirmó este jueves Marco Antonio Mascarúa, presidente de la Industria Cervecera.

Mascarúa negó además que, a raíz del desabasto por el cierre de actividades del sector cervecero, haya un mercado negro de importación.

“Lo que preocupa es la pérdida del consumidor, pues al no tener nuestra cerveza en mercados internacionales corres el riesgo de que se te metan otras cervezas y hacia futuro ya no tengas ese mercado”, detalló.

Al participar en el Quinto Covid Industrial, organizado por la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), criticó que, siendo las cervezas mexicanas las mejores en el mundo, con una producción de 124 millones de hectolitros,“duele ver que se importa cerveza en plástico”.

Explicó que la agroindustria “no cerró en casi ningún país del mundo”.

Dijo que en países muy golpeados por la emergencia sanitaria, como China o Estados Unidos, las cerveceras continuaron trabajando, “claro con estrictas medidas de seguridad, como las que nosotros adoptamos”.

Sobre el  impacto económico a la industria, el también vicepresidente de Asuntos Corporativos en Cuauhtémoc Moctezuma Heineken mencionó que solo puede hablar de la empresa a la que representa, donde ha sido profundo, debido a que se han mantenido los gastos, sueldos, costos fijos y pago de proveedores.

Como empresa esperan que esto acabe pronto, pero lo que preocupa son los puestos de trabajo y, sobre todo, los más de cinco mil agricultores que en México trabajan 323 mil hectáreas, por lo cual “decidimos, a pesar del sacrificio que representó, comprar toda la cosecha de cebada para proteger la cadena productiva”.

Mascarúa apuntó que en tanto siga el cierre de actividades, será mayor el daño en la cadena, donde preocupan los pequeños comercios y los bares, pues “en la medida en que ellos no logren sobrevivir, que es donde se comercializa 70 por ciento del total de la cerveza, la situación será complicada”.