Empresas

Cerca de 70 mil afiliados al Infonavit regresan a pagar sus hipotecas

En octubre inició la reestructura y la recuperación de pagos de créditos.

A partir de octubre, cerca de 70 mil trabajadores afiliados al Infonavit, que solicitaron algunos de los apoyos que ofreció el Instituto para pagos de sus hipotecas por la emergencia sanitaria, regresarán a pagar con normalidad sus hipotecas.

Alrededor de 776 mil acreditados de la banca y el Infonavit pidieron a las instituciones un diferimiento de tres y hasta seis meses en el pago de hipotecas, así como la reducción de mensualidades y un seguro de desempleo desde el inicio de la pandemia.

Sin embargo, entre julio y agosto venció el plazo para solicitar un apoyo por pérdida de empleo, ingresos o paro técnico en las compañías, por lo que ahora inició el periodo de reestructura y la recuperación de pagos de los acreditados.

"Estos apoyos cerraron el 31 de agosto, muchos trabajadores todavía tienen todos los apoyos COVID y van a ir regresando a pagar, se espera que 70 mil trabajadores regresen a pagar a partir de octubre, noviembre y diciembre mientras van saliendo estos programas", mencionó en entrevista Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit.

El Infonavit otorgó 351 mil apoyos directos para cubrir las mensualidades mediante seguro de desempleo o prórrogas sin intereses de tres meses, renovables a otros tres más, mientras que a otros 100 mil trabajadores en situación de paro técnico (ya sea que se les redujo el sueldo o las horas trabajadas) realizaron descuentos o diferimientos en las mensualidades.

En este sentido, Martínez dijo que analizan la recuperación del mercado laboral en las distintas regiones del país para diseñar programas específicos a los trabajadores que recuperaron sus empleos o los que siguen sin laborar por la crisis para ampliar los apoyos.

"Tendremos que evaluar si ya recuperaron el empleo pues vuelven a seguir pagando el crédito de forma ordinaria, a través de la cobranza vía nómina, o quienes no hayan recuperado el empleo, se pueden acercar para reestructurar sus créditos", agregó.

Pase a COVID, Martínez dijo que la morosidad del Instituto se mantiene estable desde noviembre de 2019 cuando se reveló un error en la clasificación de créditos como vigentes, cuando no generaban ingresos al Infonavit.

Por otro lado, la banca tampoco cerró la llave del financiamiento para la vivienda, pese a que la crisis económica amenazó primero con la pérdida de un millón de empleos formales y luego se dejaron de generar otro millón de empleos más.

"La banca reaccionó de manera rápida, otorgando programas de apoyo en todos los créditos, se dieron al julio 9.2 millones de programas. En materia de crédito hipotecario se dieron 325 mil apoyos en hipotecas de un total de 1 millón 130 mil créditos que están en los balances de los bancos", dijo Enrique Margain, coordinador del Comité de Crédito Hipotecario de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Sin embargo, el impacto económico derivado por COVID-19, provoca el riesgo de que miles de personas no puedan pagar sus créditos o necesiten más tiempo para regularizarse.

"Se van a poder reestructurar créditos de empresas, personales, tarjetas, hipotecas (...) la banca está muy atenta a no repetir los errores del pasado, no le interesa quedarse con las casas de clientes, les interesa recuperar su dinero", dijo Juan Kasuga, CEO de Creditaria.

Recomendó buscar opciones adecuadas para los pagos como una reestructura hipotecaria, usar el seguro de desempleo o el Apoyo Infonavit a través de la subcuenta de vivienda para pagar las mensualidades.

"Una recomendación sería ver la posibilidad de un refinanciamiento hipotecario, 'patear tu deuda', volver a irte al plazo más largo, aunque te cuesta más, pero que tu mensualidad disminuye", comentó Sergio San Sebastián, CEO de Credimejora.

En el caso de Infonavit, el seguro de desempleo otorgado a sus afiliados, permite a los trabajadores realizar hasta un 10 por ciento de sus aportaciones por seis meses, acceder a reducciones temporales en los pagos por un año o un acuerdo para reducir el factor de pago.

Por otra parte, entre enero y junio de 2020, la originación de créditos hipotecarios cayó 12 por ciento y en términos de monto 8.4 por ciento.

"En junio había caído 8.2 por ciento, pero en julio y agosto se vio un repunte satisfactorio", comentó Kasuga.

Pese a COVID, el portafolio hipotecario del país vale cerca de 2 mil 700 millones de pesos en más de 8 millones de créditos hipotecarios en un total de 34 millones de hogares, es decir que uno de cada cuatro casas tiene una hipoteca.