Empresas

CEO de Interjet advierte sobre ‘enfermedad’ de la aerolínea

Intejert pretende –según trabajadores de la compañía que pidieron el anonimato–, incrementar las jornadas de trabajo, acortar descansos y eliminar algunas prestaciones, a fin de sanear sus finanzas.

El director general de Interjet, William Shaw, advirtió que la aerolínea "está enferma" y sin un arreglo al contrato de trabajo de los empleados, su condición podría agravarse.

"Sin costo beneficio, se va a acabar esta compañía", aseguró Shaw durante una reunión que sostuvo con pilotos, copilotos y sobrecargos de la aerolínea, video en poder de El Financiero.

Al respecto, una fuente con conocimiento del tema, que pidió el anonimato, dijo que si bien el video es auténtico, se trata de un corte de una reunión de más de tres horas que "no refleja el contexto en el que se llevó a cabo la reunión".

Agregó que las negociaciones con los trabajadores se están llevando a cabo y hay posiciones encontradas, como en toda reformulación de condiciones laborales.

Además, la fuente cercana a Interjet indicó que es probable que la difusión del video en redes sociales haya sido una campaña en la que el 95 por ciento de las interacciones provinieron de bots, cuentas inorgánicas.

Intejert pretende –según trabajadores de la compañía que pidieron el anonimato–, incrementar las jornadas de trabajo, acortar descansos y eliminar algunas prestaciones, a fin de sanear sus finanzas.

"Hay un desorden total en la aerolínea, lo que quieren hacer con los pilotos es aumentar jornadas, las quieren ilimitadas, entonces, hay descontento", dijo un piloto de Interjet con 32 años de experiencia y más de un lustro en la empresa.

El piloto aseguró que el mensaje del director general de la empresa ha sido "o acepten las modificaciones o la aerolínea quiebra", indicó.

La compañía, propiedad de Miguel Alemán Magnani, planteó a los empleados que no se pueden negociar aumentos al salario ni mejoras a las prestaciones.

En las siguientes semanas, la aerolínea tendrá reuniones con sus trabajadores para negociar las adecuaciones a los contratos y con ello evitar la quiebra ocurra.

La huelga, comentan, es una posibilidad lejana pues dentro de la empresa los trabajadores se encuentran divididos.

"Hay quienes aplauden las medidas por temor a perder su trabajo", declaró un piloto de la firma aérea.